El Correo

Cinco planes para celebrar en Álava el Día Mundial de los Humedales

Panorámica del lago de Caicedo Yuso, que se podrá bordear a través de los nuevos senderos.
Panorámica del lago de Caicedo Yuso, que se podrá bordear a través de los nuevos senderos. / E. C.
  • El lago de Caicedo Yuso, el trampal de Arkarai, juegos en familia o una aventura nocturna para descubrir la rana ágil son algunas de las propuestas

El Día Mundial de los Humedales, que se celebra este jueves, es el pretexto perfecto para salir este fin de semana a la naturaleza y conocer algunos de sus grandes atractivos. En este capítulo, Álava también es un territorio rico, ya que cuenta con tres zonas protegidas en la denominada 'lista de humedales de importancia internacional', también conocida como Lista Ramsar. Se trata de las balsas de Salburua, las colas del embalse de Ullíbarri y el conjunto formado por el lago Caicedo Yuso y las Salinas de Añana.

Un simple paseo por estos tres lugares deja de manifiesto su belleza y también su importancia en materia de biodiversidad. Al margen de las concurridas balsas de Arkaute y Betoño o las zonas más tranquilas del pantano, las alternativas en Álava son muchas para disfrutar en la naturaleza. Sin embargo, a continuación, ofrecemos cinco planes de interés para conocer algunas de las zonas húmedas protegidas del territorio alavés o para disfrutar en familia de actividades relacionacionas con los humedales.

1.-El lago de Caicedo Yuso

El lago Caicedo Yuso o Arreo toma nombre de dos de los pueblos que se encuentran en sus inmediaciones, en la cuadrilla de Añana y a sólo media hora en coche de la capital alavesa. La Diputación alavesa considera este lugar como «un espacio único de gran valor geológico, ecológico y cultural». De hecho, este martes la entidad foral ha aprobado 89 medidas de gestión y conservación del lugar, declarado Zona de Especial Conservación (ZEC), para proteger tanto este lago como el fenómeno geológico denominado diapiro de Añana, que explica la presencia de agua salina en la zona. Para ello, durante los próximos 6 años se invertirán 908.000 euros en este espacio natural protegido tan singular.

Antes de que comiéncen las anunciadas actuaciones, como la creación de un centro de interpretación o la habilitación de itinerarios geológicos, es posible conocer el lago en su estado natural, su biodiversidad y los afloramientos naturales de sal y yeso que permitieron el desarrollo de la zona. En el capítulo de aves, es frecuente el avistamiento de aguilucho lagunero, el carricero común, el carricero tordal, el zampullín o el somormujo lavanco, además de otras especies que eligen el lugar para hibernar como el milano negro o el raro odonato, una libélula más conocida como el caballito del diablo, extinguido o en importante declive en la mayor parte de Europa.

La zona del lago alberga también flora en peligro de extinción como la Berula erecta o un tipo de helecho conocido como lengua de serpiente, ambas protegidas y recogidas en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.

Además, es muy recomendable visitar Salinas de Añana, el Monasterio de San Juan de Acre o la Iglesia de Santa María de Villacones.

2.- '¡A por la rana ágil!'

Con motivo de Día Mundial de los Humedales, el centro Ataria de Vitoria ha organizado una serie de actividades para acercar estos espacios naturales al público vitoriano. Una de las actividades organizadas es un recorrido naturalístico titulado '¡A por la rana ágil!' que tiene lugar este viernes y este sábado desde las 19 horas hasta las 20.30 horas, en el Ataria (Paseo de la Biosfera).

Se trata de una «aventura nocturna» dirigida a personas mayores de 8 años para observar la rana ágil en el parque de Salburua. Los que se inscriban podrán seguir una visita guiada en la que se descubrirán aspectos relacionados con la vida de este anfibio que es uno de los más emblemáticos de este parque vitoriano. Para esta actividad sólo hay 20 plazas por cada día.

3.-La naturaleza con otros sentidos

También este viernes, pero un poco más tarde (de 20:30 hasta las 23:30), Ataria ha organizado una actividad familiar, bajo el nombre 'La naturaleza con otros sentidos'. El sonido arcaico del golpeo de la madera llegará de la mano de Txalamako Txalaparta taldea Gasteiz. Este concierto de txalaparta, basado en este antiguo instrumento de percusión convertido en seña de identidad de la cultura musical del País Vasco, está dirigido a 20 personas mayores de 14 años y la inscripción cuesta 25 euros.

4.-Juegos para descubrir los humedales

Bajo el nombre 'Actividad por el Día Mundial de los Humedales', Ataria ha diseñado para el sábado (de 17 a 18.30 horas) una actividad familiar dirigida a pequeños de entre 6 y 12 años. Los participantes descubrirán la importancia de estos ecosistemas a través actividades lúdicas y juegos ligados a aspectos de aspectos de conservación de los humedales. Considerados durante siglos fuente de enfermedades, en muchos casos fueron desecados y transformados para uso agrícola. Éste fue el caso del humedal de Salburua, actualmente recuperado después de muchos esfuerzos. Las plazas son limitadas.

5.-Descubrir el humedal de Arkarai

Para el domingo (de 10.30 a 13 horas) se reserva un recorrido «naturalístico» bajo el título "Explorando el humedal de Arkarai", situado en el parque natural del Gorbea. Con esta iniciativa se quiere dar a conocer la importancia de las pequeñas zonas húmedas, así como el valor que poseen las turberas y esfagnales. Estos hábitats no sólo representan un beneficio para la región en términos ecológicos y paisajísticos, sino que son un elemento de relevancia para reforzar los lazos de identidad de toda una ciudadanía comprometida con la conservación de su patrimonio natural. La excursión, organizada por Ataria, está limitada a 20 personas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate