El Correo

Cinco desayunos para campeones en Vitoria

Desayuno de La Presumida
Desayuno de La Presumida
  • Desde el café con leche y zumo hasta huevos fritos con bacon. La capital vasca madruga para llenar los estómagos de los gasteiztarras

Es bien sabido que el desayuno es la comida más importante del día. Comenzar la mañana con un buen café, acompañado de su "zumito" y sus tostadas levanta el ánimo a cualquiera. Pero no siempre se despierta uno con ganas de ponerse a exprimir naranjas, y para qué engañarnos, el desayuno siempre sabe más rico en el bar o local de debajo de casa, donde por alrededor de 3 euros podemos comernos un pintxo de tortilla con su café recién hecho. En Vitoria podemos cargar las pilas en cualquiera de los bares a los que entremos, pero hay locales en los que desayunar se convierte en un verdadero placer para los sentidos.

PerretxiCo, el desayuno de los txapeldunes

Si eres de los que te levantas con ganas de comerte hasta un elefante, el PerretxiCo, en la calle San Antonio 3, es tu lugar. El chef Josean Merino y su equipo ofrecen un desayuno variado, original y para todo tipo de estómagos y bolsillos. Todo el que se acerque a este céntrico local podrá escoger entre 5 tipos de desayuno. El más sencillo, el “Desayuno sin líos”, consta de un café o una infusión más un zumo, una fruta o un yogur por 2,8€. El “Desayuno mini” es la opción más económica, por 2,3 euros podrás disfrutar de un café o una infusión, una pieza pequeña de bollería y un mini yogur con muesli y fruta. La tercera opción, llamada “Desayuno de manual”, incluye café o infusión, zumo, fruta o yogur, y a elegir entre tortilla, bocadillo, cruasán, mollete, brioche, pan integral o tostadas de pan payés por 3,2 euros. La cuarta opción, por 3,5 euros incluye lo mismo que la anterior, pero se deberá escoger entre fajitas, sándwich, bizcocho o tarta. Y por último, el “ Desayuno txapeldun”, el de los más valientes, te dará a elegir entre pan de cristal con jamón, coulant de chocolate o torrija de brioche, sin olvidar el café o infusión y la fruta o el yogur, todo por 3,9 euros. ¿Podrás quedarte solo con uno?

La Presumida, número uno en tostas

La Presumida, en la calle Portal del Rey 2, es ya un punto de encuentro para los amantes del buen desayuno. Su barra de pintxos y tostas invita a no levantarse del lugar sin haberlo probado todo antes, y es que todo el que acude a primera hora de la mañana no se resiste a las famosas rebanadas de pan con tumaca, rulo de cabra, strogonoff o champis y bacon . Podrás degustar un café y un pintxo, bollo o tostada de mantequilla y mermelada o de aceite y tomate por 2,5 euros, y por 20 céntimos más puedes añadirle un zumito. Si prefieres el café con una de sus famosas tostas o un pintxo especial, el precio sería de 3 euros, 3,2 con el zumo. Y si lo tuyo es desayunar por todo lo alto y darte un buen homenaje, por 3,5 euros el café irá acompañado de una tortilla francesa de jamón, queso, champis o chorizo, la que más te guste. Los estómagos más sensibles también podrán deleitarse con estos desayunos, ya que en La Presumida podrás pedir tu café con leche de soja, sin lactosa o desnatada. ¿Así quién no va a empezar la mañana de buen humor?

Saburdi, desayuno al gusto

¿Eres de los que te gusta comenzar cada día con algo diferente? En el Saburdi, en la calle Dato 32, el desayuno lo elaboras a tu gusto. En este céntrico local, sólo necesitas hacerte con una carta de desayunos y un boli, y marcar con una cruz lo que quieras llevarte al estómago. Para empezar tendrás que escoger entre café o infusión más zumo de naranja (2 euros) o tazón de leche o colacao más el zumo de naranja (2,2€). Lo sólido ya depende del hambre con el que amanezca cada uno. Podrás escoger entre algo suave como yogurt artesano natural con cereales o mermelada (1,3€), o queso fresco con membrillo y frutos secos (1,9€). Los amantes del pan para desayunar podrán disfrutar de unas tostadas de pan de pueblo, pan de centeno o pan brioche con aceite y tomate o mantequilla y mermelada por 1,6 euros. El lado dulce lo pondrá el cruasán de mantequilla, el bizcocho casero y el brownie de chocolate. Y para los estómagos más grandes, esos que se toman muy en serio lo de que “el desayuno es la comida más importante del día”, están los huevos fritos de caserío con jamón ibérico o bacon, o el revuelto de huevos con bacalao y tomate confitado o jamón ibérico y setas de cardo, a 5,5 euros cada plato. ¿Serás capaz de no marcar con una X todos los recuadros?

La Bilbaina, para los más madrugadores

La cafetería La Bilbaina es otro de los obligatorios a la hora de desayunar. Junto al museo Artium y abierto desde las 6 de la mañana, ofrece desayunos desde los 2,25 euros hasta los 4,25. Durante la semana los más madrugadores se acercan a coger fuerzas para empezar la jornada laboral, y los fines de semana decenas de jóvenes llenan sus estómagos antes de ir a descansar. En esta cafetería ofrecen cuatro desayunos diferentes. El más sencillo es el denominado “La Bilbaina”, con café con leche, zumo de naranja y bizcocho casero. El “Continental”, de 2,75euros, incluye el café y el zumo y te da a elegir entre cruasán, tostada o pintxo. Con el “Mediterráneo” se puede disfrutar de pan tostado con aceite de oliva junto al café y el zumo. Y por último, el “Americano” te trasladará directamente a los EEUU, con un desayuno de película que incluye un café con leche, un zumito, dos huevos fritos con bacon y jamón york caramelizado y un crianza, una caña o un refresco. ¿Vale la pena o no madrugar por este desayuno?

Fresa y Chocolate, desayuno ecológico y artesano

¿Quién no ha pegado la nariz a la cristalera de este local de Sancho el Sabio? Esta pastelería artesana presume de utilizar ingredientes locales y productos ecológicos y ofrece una selección de cafés de alta calidad de la variedad arábica y blend. Los desayunos van desde los 2,90€ hasta los 6,00€. Incluyen el zumo, té o café y lo que el cliente decida comer: cookie o magdalenas, tostada con mantequilla y mermelada o con aceite de oliva virgen extra y tomate, bizcocho, tarta o tostada de ibérico. Entre las tartas a elegir las tienen de queso, clafoutis de frutos rojos, carrot cake o de ciruelas pasas, y los bizcochos son de manzana, zanahoria y chocolate. También ofrecen trufas de chocolate hechas a mano una a una y chocolate artesano que elaboran con cacao puro, tés e infusiones variadas y batidos y zumos naturales hechos al momento. Una combinación ganadora para un buen desayuno en la capital alavesa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate