Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Planes

PLANES

El emblemático baloncestista vitoriano nos guía por la más tradicional de las fiestas de la ciudad y sus locales
28.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
San Prudencio. La fiesta según Pablo Laso
Fiestas de San Prudencio…. Caracoles y perretxikos, lo primero que me viene a la cabeza. Ja, ja, ja. Ahora en serio. Para muchos alaveses, son los dos productos típicos de la gastronomía en estas fechas. Debido a mi trabajo, siempre ligado al baloncesto, son días en que la mayoría de las veces me ha pillado ocupado, digamos trabajando, jugando partidos. Lo cual, si me era posible, no era impedimento para aprovechar, y disfrutar del ambiente tanto diurno como nocturno. La fiesta da comienzo el 27 por la tarde con la retreta. Por decirlo de alguna manera, la llamada a filas a todos los que van a disfrutar del día del patrón. En la plaza de la Diputación, disfrazados de cocineros, los representantes de las diferentes sociedades gastronómicas tocan con tambores la marcha de la fiesta. La gente, ya en ese horario de tarde–noche previa, puede acercarse a verla (recuerdo de muy niño, como una vez incluso me obligaron je, je) o comenzar una buena ronda de poteo por el centro.
Mientras la gente joven va acercándose a la Parte Vieja, que se llenará a lo largo de la noche hasta las tantas de la madrugada, otros grupos quedan a tomar algo como preparación a la cena posterior. La cena de San Prudencio es algo obligado. Pero no nos adelantemos. Como os iba diciendo, las cuadrillas de amigos van juntándose. De un sitio de partida se tiende a acercar hacia el centro de la ciudad. Sea Parte Vieja, Dato, Florida…. Para los que ya tenemos niños, la Plaza Nueva con diversos bares y terrazas a 2 minutos de la plaza de la Provincia se convierte en un buen sitio de reunión. Marañón, Victoria, el Plaza, el Deportivo Alavés son algunos de los locales dónde en la propia plaza puedes ir tomando pintxos y palpando el gran ambiente nocturno.
Aunque es un día mas de cena sentado que de poteo y pintxos, cerca de la Plaza Nueva, en sus alrededores (Dato, Cuesta...) no me olvidaría de probar los bocados de Toloño, Saburdi, JG… Depende el plan tampoco es mala idea. Y llega la cena de reunión. Sea familiar o de amigos, tanto en sociedades como en restaurantes, el menú suele ser... efectivamente: revuelto de perretxikos y caracoles. No voy a ser pesado. La variedad de los restaurantes es amplia y la oferta extensa, y aunque los menús concertados se basen en lo de antes… Siempre hay gente que esto de los caracoles no lo ve muy claro.
Toda la noche....
Vitoria no es tan grande como para, una vez en el centro, cenar en alguno de los muchos restaurantes cercanos y no tener que mover coche (algo que se debe tener en cuenta en una noche como esta en la cual podemos permitirnos algún exceso, je, je). Para diferentes economías, Zaldiaran, Ikea, Arkupe, Parlamento, Machete, La Huerta, Mesón, Xixilu… son clásicos, situados alrededor del centro neurálgico de la fiesta.
Después del papeo, se dispara la animación. Se retrasa el horario de cierre de bares, pubs y discotecas. La noche suele ser bastante larga, y pierdes la noción del tiempo. Recuerdo una vez a un amigo de San Sebastián que se vino a cenar y pasar la noche y tenía billete de vuelta a las 8 de la mañana para trabajar... En fin, no trabajó mucho ese día. Me lo suele recordar cuando se celebra el día de San Sebastián, celebración con ciertas similitudes a San Prudencio.
Este amigo siempre recuerda la Parte Vieja. Claro, era todavía pronto. El Nuevo, el Estitxu… o los muchos bares que hay en las calles de alrededor. Cuchillería. Pinto… Creo que para un visitante decirle dónde ir a esas horas es…. Mejor que lo descubra él. Otra zona de ambiente, será la calle Dato y alrededores. Río, Juke Box, Mario’s, Taberna... se van llenando, a medida que avanza la noche, de gente que cae… rodando desde la cuesta.
Es tarde. Vamos a dejar algo para mañana. No dudéis que es una de las noches con más ambiente del año en Vitoria. Depende de cómo se haya presentado la jornada nocturna, cambia el plan del día siguiente. Pero en este día sería pecado no subir a Armentia. Aunque sea dando un precioso paseo desde el centro, por la Senda, poco a poco hasta arriba. Alto de Armentia. Basílica de San Prudencio. Una buena idea podría ser incluso comer en alguna de las sidrerías de allí, o en El Caserón. La tarde suele estar teñida de fiesta. Comparsas, bailes, fanfarrias… Ambiente divertido que no suele alargarse mucho debido a que… Sí, al día siguiente hay que trabajar.
En definitiva. Tarde y noche festiva. Reuniones familiares, en sociedades o de amigos. Pasarlo bien y disfrutar del día siguiente para pasear o descansar los excesos, si los ha habido. Por cierto, que nadie dude que lo normal… es que llueva.

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Información útil

Vocento
SarenetRSS