elcorreo.com
Jueves, 18 septiembre 2014
claros
Hoy 14 / 26 || Mañana 16 / 25 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Un último repaso antes del nuevo examen de conducir

las novedades en ambas pruebas

Un último repaso antes del nuevo examen de conducir

Entran en vigor los cambios exigidos por Europa en las pruebas práctica y teórica para conseguir el carné

14.01.13 - 19:51 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Típica pregunta del examen de conducir: “Llega usted a una intersección que está regulada con un semáforo en amarillo intermitente y en el mismo poste existe una señal vertical de STOP, ¿qué debe hacer?” Cualquier candidato a sacar el carné le dará inmediatamente la solución: La 'C'.
-¿Y qué dice la 'C'?
-Eh.... Eso no es importante.
Después de semanas repitiendo tests como si de un mantra tibetano se tratara, el alumno alcanza un estado de iluminación tal que solo con ver el número de la pregunta conoce la casilla que debe tachar. Aunque cueste reconocerlo, la experiencia nos demuestra que en las autoescuelas lo que se aprende es a aprobar las pruebas para conseguir el permiso. Hasta ahora, las clases, tanto teóricas como prácticas, estaban más orientadas a evitar el suspenso que a conseguir los conocimientos y destrezas necesarias para manejar un vehículo con garantías. Para evitarlo, la DGT ha modificado tanto la prueba teórica como la práctica. Ambas entran en vigor esta semana, aunque en Álava y Gipuzkoa el control escrito arrancó la última semana de noviembre del año pasado.
Con los cambios, que responden a una normativa comunitaria de obligado cumplimento en todos los Estado miembros, se pretende tanto que los alumnos entiendan e interioricen el código de circulación como que sean capaces de dominar un automóvil de forma segura tanto para ellos como para el resto de usuarios de la vía. Se acabó aquello del 'ya tendré tiempo de aprender a conducir cuando empiece a salir a la carretera'.
Más novedades en el práctico
La principal variación del ejercicio teórico radica en la desaparición de la hoja de examen. Ahora se realiza en un ordenador sobre una batería de preguntas que se amplía desde las 800 actuales a más de 15.000 para evitar que los futuros conductores memoricen las respuestas. Además, se cierra el paso a los copiones porque cada prueba es diferente. La máquina elige de manera aleatoria y al azar las preguntas que componen el test. Los nuevos alumnos sabrán que la 'C' significa “Detenerme para después ceder el paso” y entenderán que aunque el código dice que la orden de un semáforo se impone sobre la de una señal vertical, en este caso, al no ofrecer ninguna información concreta el primero, lo que se debe hacer es obedecer el STOP. No hacerlo sería un peligro.
En lo que tiene que ver con el práctico, el que más novedades presenta, se amplía su duración. A partir de la semana que viene será de 25 minutos (para moto y coche) y de 45 en el resto de casos. No obstante, lo que más preocupa a los aspirantes es que tendrán que charlar un rato con el examinador y después llevarles al lugar que éste les indique. Como una cita a ciegas, vamos. En realidad, este cortejo se reduce a una conversación en la que el futuro conductor deberá identificar algunas partes del vehículo o comprobar los niveles de algún líquido de los que necesita el coche y posteriormente una conducción libre a partir de una sencilla indicación tipo como la que daría a un taxista. “¡Al aeropuerto!”.
En cualquier caso que no cunda el pánico. Nadie va a exigir a un examinando que cambie el aceite del coche o dé una lección de mecánica antes de subir al vehículo. Se limitarán a pedir que se compruebe que el dibujo de las ruedas es adecuado; o, por ejemplo, a mirar el nivel del líquido de frenos. Habrá que levantar el capó, sí, pero se trata de cosas de vital importancia para una conducción segura.
Respecto a las indicaciones, que podrán ser del estilo “vamos al Ayuntamiento pasando antes por el frontón y el campo de fútbol”, el alumno podrá utilizar un GPS o navegador si no conoce la ruta y sabe programarlo. Hágalo siempre antes de iniciar la marcha. Igualmente -esto ya se esperaba que lo hiciera en la prueba actual- ajuste su asiento, los espejos y el cinturón de seguridad.
Esta primera parte 'libre' del examen durará entorno a los 10 minutos. La idea es que el aspirante demuestre el conocimiento de los mandos del automóvil y el control sobre las normas y señales de tráfico. Posteriormente, hay una segunda parte, de 15 minutos, en la que el examinador indicará los pasos que debe dar. Es decir, lo que se hace en estos momentos.
Finalmente, y esto seguro que lo agradecen los jóvenes, el examinador dará la nota nada más terminar y explicará los comportamientos que han determinado que se le declare apto o no y se le entregará una ficha en la que se detallarán todos estos aspectos. No se confíe si le tienen los 25 minutos dando vueltas. El examen ya no se interrumpe por muy mal que lo haga uno. Salvo que sea un peligro absoluto, claro. Por cierto, la conducción eficiente -marchas largas para ahorrar combustible, evitar acelerones y frenazos, etc...- también será evaluada. No le suspenderán por ello, pero no tenerlo en cuenta se considera falta leve.
En Tuenti
Un último repaso antes del nuevo examen de conducir
La mayoría de los cambios serán en el examen práctico.
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.