elcorreo.com
Sábado, 23 agosto 2014
cubierto
Hoy 11 / 17 || Mañana 11 / 16 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio

el soniquete

Solo piano

'Fantasies & Delusions', el disco clásico de un roquero americano

03.01.13 - 16:19 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Billy Joel, en el concierto del 12 del 12 del 12. / Reuters | Vídeo: 'Villa Este', de 'Fantasies & Delusions'
No hay tantos roqueros en el mundo que cuenten con una estrella en el suelo de Hollywood. Billy Joel es uno de ellos. Recibió la baldosa más preciada del planeta, aparte de las de Bilbao, claro está, poco tiempo después de que la industria de la música le nombrara uno de sus grandes embajadores tras reconocerle sus méritos profesionales y, muy en especial, humanitarios, como benefactor de diferentes causas y fundaciones. Sin ir más lejos, el pasado 12 de diciembre (12-12-12) fue el protagonista junto con los Rolling Stones, The Who, Alicia Keys y Paul McCartney del espectacular concierto benéfico del Madison Square Garden destinado a recaudar fondos para las víctimas del huracán Sandy. La grabación del evento ya está a la venta en Internet y coincide con otro lanzamiento relacionado con el compositor del Bronx: en cuestión de días saldrá a la venta su antología de canciones románticas 'She's got a way. Love songs', que su discográfica quiere tener oportunamente en el mercado antes del Día de San Valentín.
Todo ello revalida a Billy Joel como uno de los cantantes y músicos estadounidenses más protagónicos de la historia del rock y por el que no parece pasar el tiempo, pese a que lleva exactamente una década sin publicar canciones nuevas; un tiempo más que suficiente para enterrar a cualquier estrella. Sin embargo, el pianista neoyorquino no ha dejado de trabajar en todos estos años, aunque dedicado específicamente a los directos (aproximadamente cada dos años se edita un disco en vivo de él, alternado con las consabidas recopilaciones) y, atención, el estudio de la música, aparte de sus entradas y salidas de centros de rehabilitación para superar su adicción al alcohol y las drogas, que le ha supuesto duras regañinas de su amigo Elton John.
Sin embargo, a punto de editarse su último repaso de éxitos, en este caso sentimentales, merece la pena detenerse en ese segundo aspecto que es su interés didáctico por la música. Pese a que 'River of Dreams' está considerado como su último disco de estudio en 1993, Billy Joel compuso seis años más tarde una extensa obra clásica para piano, 'Fantasies & Delusions' (grabada y editada finalmente en 2001) que para muchos ha pasado casi desapercibida o ha sido menospreciada como obra suya porque delegó su interpretación en el maestro Richard Joo, limitándose él a aparecer en los créditos como compositor (eso sí, con su nombre en letras de tamaño mayor al del intérprete). Cabe decir de este álbum que es una singularidad que, en su momento, fue entendida como la decisión del autor de 'Piano Man' de decir a su público que había cerrado definitivamente su etapa como músico de rock y pop e iniciaba otra centrada en la música clásica; una travesía que también han hecho otros ilustres roqueros de los 70, como el recientemente fallecido Jon Lord.
Pero no. El paso del tiempo ha demostrado que aquello fue simplemente un ejercicio curioso y único. Así lo revelan el hecho de que Billy Joel no haya vuelto a hacer incursiones en ese terreno y que en ninguno de sus posteriores conciertos y recopilatorios aparezcan prácticamente indicios de aquel 'Fantasies & Delusions', aunque es justo reconocer que al artista le gusta juguetear con la música clásica en sus directos y. en especial, samplear a Beethoven o Chopin. El propio Joel ha reconocido que aquel ejercicio de opus y suites consistió básicamente en una indagación en las raíces clásicas del piano, único instrumento que suena en todo el álbum. Y este no es precisamente conciso: dura más de 70 minutos y contiene tres piezas especialmente largas, que superan los nueve y once minutos. ¿El resultado del experimento? Como suele suceder en estos casos, la división de opiniones resultó la nota predominante. Y si bien es cierto que se trata de un disco correcto, pero quizás un tanto básico y al que le falta la rabia de su compositor, no deja de ser una apuesta audaz y peculiar en esa profesión tan dada a las aventuras que se llama música.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.