El Correo

Schulz renunciar a buscar un tercer mandato al frente de la Eurocámara

vídeo

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz. / Vincent Kessler (Reuters) | Vídeo: EP

  • El socialdemócrata alemán vuelve a su país para ayudar a su partido a desbancar a Merkel en 2017

El socialdemócrata Martin Schulz ha confirmado hoy un secreto a voces: Renuncia a reeditar un tercer mandato como presidente del Parlamento Europeo para regresar a Alemania, donde se celebran elecciones a la cancillería en septiembre de 2017. Su anuncio lo ha hecho a primera hora de la mañana después de que varias medios ya la hubieran filtrado. Se va y si lo hace es, entre otras cosas, porque el PP europeo no veía con buenos ojos que siguiera al frente del cargo en el segundo tramo (dos años y medio) de legislatura. En Europa rige la gran coalición entre populares y socialistas y en su acuerdo se decía que ahora le toca a un dirigente del PP, un extremo que aún está por ver.

Schulz se va el 1 de enero de 2017 después de haber sido el presidente de la Eurócamara que más tiempo ha permanecido en el cargo de forma ininterrumpida (cinco años). "Voy a presentarme a las elecciones del Bundestag (Parlamento alemán) como cabeza de lista de Renania del Norte-Westfalia", ha anunciado ante los medios en un breve comparecencia realizada en Estrasburgo, donde esta semana hay sesión plenaria. ¿Será cabeza de lista del SPD para intentar desbancar a la todopoderosa Angela Merkel? Esto es algo que aún está por dilucidar.

Martin Schulz ha anunciado su marcha leyendo un breve discurso en alemán, francés e inglés en el que ha dado especialmente las gracias a sus compañeros de partido, al personal de la institución y al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que pese a ser del PP europeo, habían forjado una sólida amistad. Tanto, que se filtró que Juncker había advertido a su partido de que o apoyaba a Schulz o dimitía. Este último extremo ha sido negado desde el Ejecutivo comunitario. La advertencia a su formación, no.

Baile de cargos

Este anuncio supondrá un periodo de incertidumbre y tensión en el seno de la gran coalición ya que supondrá el inicio de un baile de sillas que puede acabar con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que acaba mandato el 31 de mayo de 2017 y el PP, su partido, no tiene mayoría en el Consejo para renovarle sin el apoyo de los socialdemócratas.

Los socialistas no van a permitir que el PP se haga con la Eurocámara y además siga en la presidencia del Consejo y de la Comisión. Todo ello, además, en un momento clave para Europa, donde necesita liderazgos fuertes, de ahí que Juncker apostase por no tocar nada. Pero no, habrá cambios y en ellos seguro que jugará un papel importante los liberales, que con figuras como su líder parlamentario, Guy Verhofsdadt (negociador del 'Brexit') tienen cada vez un mayor peso político en el Consejo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate