La UE advierte que no negociará nada del 'Brexit' hasta que Reino Unido active el artículo 50

Theresa May/
Theresa May

El mandatario ha afirmado que la Unión llevará a cabo trabajos preparatorios internos, pero no iniciará las conversaciones con Londres hasta que Theresa May no ponga en marcha el proceso de salida

EFEBRUSELAS

La Unión Europea (UE) llevará a cabo "trabajos preparatorios internos" pero no iniciará ninguna negociación con el Reino Unido hasta que este país no active el artículo 50 del Tratado de Lisboa, ha recalcado este lunes el portavoz de la Comisión Europea (CE) Margaritis Schinas.

Tras el anuncio de la primera ministra británica, Theresa May, este domingo, de que el país activará dicho artículo antes de que concluya marzo de 2017, el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, "habló por teléfono" con la mandataria, según informó el portavoz en la rueda de prensa diaria de la institución. Además, señaló que está previsto que Juncker y May se reúnan "en los márgenes del Consejo Europeo de octubre" en Bruselas.

Dublín no descarta imponer controles fronterizos con Reino Unido tras el 'Brexit'

reacciones

El ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Charlie Flanagan, ha afirmado este lunes que no se puede aún descartar que haya que imponer controles fronterizos en la frontera con Reino Unido una vez se consume la salida de este país de la UE.

Flanagan ha reconocido que la cuestión de la frontera entre el Estado de Irlanda y la región de Irlanda del Norte, bajo soberanía de Reino Unido es "una cuestión de gran preocupación" para el Gobierno de Dublín.

"No se puede descartar esa situación", ha afirmado Flanagan en declaraciones a la emisora de radio Newstalk al ser interrogado si habrá una frontera en 2019. Este domingo, la primera ministra británica anunció que activará el Artículo 50 del Tratado de Lisboa para la salida del país de la UE en marzo de 2017, lo que sitúa en 2019 la salida efectiva de Reino Unido de la UE.

En 1998 se firmó el Acuerdo de Paz del Viernes Santo que puso fin a tres décadas de violencia entre las comunidades católica y protestante. Hasta entonces la frontera entre Irlanda del Norte y el sur de la isla estaba militarizada. "La reimposición de una frontera fortificada, de una frontera dura, supone un gran desafío (...). Esta es una cuestión de gran preocupación para toda la isla", ha añadido.

Cuando se consume el 'Brexit', Irlanda tendrá la única frontera terrestre de la UE con Reino Unido. Por ello, Flanagan ha trasladado a sus homólogos la "problemática única" que supone "el hecho de que no podemos volver a los días de la frontera fortificada". Sin embargo, ha apuntado que "no se puede descartar" que haya una frontera más visible en 2019.

"Trabajaremos de forma constructiva sobre la base de una notificación del artículo 50, no de los discursos, y hasta que no llegue esta carta de notificación no habrá ninguna negociación", ha enfatizado Schinas. "Una vez llegue, estamos preparados y dispuestos a implicarnos constructivamente y de buena fe". Sobre el encuentro en octubre entre Juncker y May, ha apuntado que "se pueden reunir sin que tengan necesariamente que negociar".

"Sin notificación no habrá negociación"

El portavoz se ha referido también al negociador nombrado por la CE para el 'Brexit', el excomisario europeo Michel Barnier, quien asumió sus responsabilidades el pasado sábado. "Empezará con preparaciones internas y coordinación dentro de la Comisión, organizando nuestros servicios de manera que podamos implicarnos", ha dicho Schinas, que ha afirmado que Barnier llevará también ese trabajo preparatorio a las capitales y las demás instituciones comunitarias.

"Hay bastante trabajo por hacer hasta que llegue la notificación", ha comentado. También ha especificado que Barnier tratará de "organizar temas a nivel interno", de cara a que cuando Londres active el artículo 50 "podamos comprometernos de manera constructiva desde el primer momento". Preguntado por la posibilidad de que se lleve a cabo un "trabajo preparatorio" con May antes de las negociaciones, Schinas ha indicado que "la gente tiene diferentes ideas de lo que eso puede ser". Pidió no entrar en "territorio de la interpretación" y atenerse al "principio que todo el mundo conoce: sin notificación no habrá negociación".

Sobre la posibilidad de que el Reino Unido reclame su parte por haber contribuido a las sedes comunitarias desde hace décadas, el portavoz de la CE ha dicho que "es posible implicarse en una negociación de divorcio en la que clarifiquemos las cuestiones que hay que solucionar en un marco jurídico, según la ley comunitaria, en un periodo establecido por el Tratado de dos años". "Pero eso presupone una notificación del artículo 50. Mientras, no podemos hacer nada", ha concluido.

May aseguró este domingo, tras más de tres de incertidumbre, que el Reino Unido activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, sobre la salida de un país comunitario de la UE, antes de finales del próximo marzo. Si se cumple ese calendario el Reino Unido podría quedar fuera de la Unión en 2019, al término del plazo de dos años para las negociaciones sobre la retirada. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, celebró el domingo el anuncio y aseguró que, una vez se dé el paso, los restantes países europeos se empeñarán en "salvaguardar sus intereses".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos