El Correo

Corbyn rechaza una purga de diputados laboristas críticos, aunque «habrá cambios»

Jeremy Corbyn.
Jeremy Corbyn. / Afp
  • El líder del Partido Laborista británico ha afirmado en declaraciones a la BBC que los candidatos de cada circunscripción tendrán primero que presentarse en las nuevas circunscripciones

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha asegurado este domingo que la "gran mayoría" de los diputados laboristas no deben temer por su candidatura para las próximas elecciones legislativas, aunque ha reconocido que los cambios en las circunscripciones podrían conllevar algunas modificaciones.

Corbyn logró el sábado el claro respaldo de la militancia laborista con el apoyo del 62% de los votantes, con lo que cierra el debate sobre su liderazgo tras las agrias críticas de parte del aparato del partido, incluidos destacados diputados. De hecho, algunos de los afines a Corbyn habían pedido que desplazara a quienes le habían criticado. Este domingo, Corbyn ha afirmado en declaraciones a la BBC que los candidatos laboristas de cada circunscripción tendrán primero que presentarse en las nuevas circunscripciones.

"Mi mensaje es que se concentren en la política, que se concentren en la campaña, que se concentren en lo que tenemos para dejar claro el mensaje", ha afirmado. "Por desgracia estamos ante un cambio de delimitaciones en todas las circunscripciones y por eso tendrá que haber una selección en cada una de ellas. Donde el diputado en el cargo tenga una clara cobertura geográfica de la nueva zona, podrá continuar automáticamente", ha añadido. "Espero que les vaya bien. La relación entre un diputado y su circunscripción es compleja. La gran mayoría de ellos no tendrá problemas", ha comentado.

El líder laborista ha destacado además las iniciativas para dar más voz y representación a las bases -el partido cuenta con unos 500.000 afiliados- en el Comité Ejecutivo Nacional. "Hay muchas ganas de cambio. La gente quiere que las cosas se hagan de otra manera", ha argumentado. Al ser interrogado sobre la guerra en Siria y cómo la afrontaría él, que rechazó la intervención militar británica, Corbyn ha defendido el compromiso político. "Hubiese hablado con Irán desde el principio; con Arabia Saudí desde el principio", ha apuntado.