El Correo

Austria amenaza con ir a los tribunales si Hungría se niega a reacoger refugiados

Inmigrantes caminan por una carretera de Austria.
Inmigrantes caminan por una carretera de Austria. / Csaba Krizsan (Efe)
  • El gobierno de Budapest inicialmente dio la bienvenida a grandes cantidades de personas procedentes de Oriente Próximo y Afganistán, pero este año introdujo un límite anual

El ministro del Interior austriaco, Wolfgang Sobotka, ha indicado este miércoles que Viena llevará a Hungría a los tribunales si se niega a recibir de vuelta a los inmigrantes que, en virtud de las normas europeas ampliamente ignoradas desde el año pasado, deberían solicitar asilo en el primer países de entrada en la UE.

Las autoridades de Austria y Hungría afirman que la situación está ampliamente bajo control un año después de que su frontera común se convirtiera en uno de los puntos de paso del flujo masivo de refugiados e inmigrantes hacia Europa, muchos de los cuales se dirigían hacia Alemania.

Cientos de miles de ellos viajaron a través de los países del sur de Europa hacia Austria, Alemania o Suecia, haciendo imposible la aplicación de la Convención de Dublín que estipula que se debe devolver a los inmigrantes a su punto inicial de entrada en la UE.

Los países de Europa central y oriental, incluida Hungría, se han opuesto a los intentos europeos de obligar a los estados a aceptar a los inmigrantes devueltos o a introducir un régimen de cuotas.

El acuerdo de Dublín

En declaraciones a la emisora ORF, Sobotka ha recordado la existencia de la Convención de Dublín, de la que "la Unión Europea está a cargo". "Los estados o grupos de estados que violen permanentemente la ley tienen que esperar consecuencias legales", ha sostenido.

"En ese caso, la república (de Austria) debe demandar. La república debe ver que la Unión Europea actúa conforme a la ley, y punto", ha afirmado Sobotka al ser preguntado sobre el hecho de que Hungría no acepte a los inmigrantes en virtud de lo estipulado por las normas de Dublín.

El Gobierno húngaro, que ha dado por muerto hace tiempo el acuerdo de Dublín, no se ha pronunciado aún sobre los comentarios de Sobotka.

Austria inicialmente dio la bienvenida a grandes cantidades de refugiados de Oriente Próximo y Afganistán, sin embargo el Gobierno comenzó a endurecer sus normas de asilo a principios de este año e introdujo un límite anual al número de solicitudes de asilo que acepta.