El Correo

Catar envía un emisario a Kuwait para negociar las peticiones formuladas por Arabia Saudí

El ministro de Exteriores de Catar, seij Mohamed bin Abdulrahman al Thani.

El ministro de Exteriores de Catar, seij Mohamed bin Abdulrahman al Thani. / Afp

  • Riad y sus socios han aceptado una prórroga de 48 horas para que el gobierno catarí conteste a sus peticiones

El ministro de Exteriores de Catar, seij Mohamed bin Abdulrahman al Thani, ha llegado este lunes a Kuwait, que ejerce de mediador, para negociar la serie de demandas que Arabia Saudí y sus aliados han realizado para acabar con el bloqueo que han impuesto a su vecino regional por su presunto apoyo a grupos terroristas, según ha informado la televisión Al Yazira.

La agencia de noticias oficial de Kuwait, KUNA, ha confirmado de madrugada que el emir del país, el jeque Sabá al Ahmad al Jaber al Sabá, ya ha recibido la respuesta del ministro de Exteriores catarí, Mohamad bin Abdulrahman al Thani, a las exigencias de Riad y sus socios, pero no ha detallado cuál ha sido. Kuwait había solicitado una prórroga de 48 horas del plazo que los países del Golfo habían dado a Catar para contestar a estas peticiones, que expiraba el domingo por la noche. Los gobiernos de Arabia Saudí, Bahréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU) han aceptado, por lo que esperan una respuesta definitiva para el martes.

La agencia estatal de noticias oficial de Bahréin, BNA, publicó el pasado 25 de junio una lista con trece peticiones a Catar para restablecer los lazos y levantar las sanciones diplomáticas y económicas. Entre las exigencias destacan un distanciamiento de Irán, el cierre de la base militar turca y la clausura de Al Yazira. Los cuatro países han pedido a Catar que conviva en armonía con su entorno árabe en asuntos militares, políticos, económicos, sociales y de seguridad para garantizar la seguridad de la región y reactivar el acuerdo de Riad 2013 y el acuerdo de Riad 2014, que proclaman la no intervención en los asuntos internos de otros estados.

Estos países anunciaron el 5 de junio su decisión de romper relaciones con Catar por unas declaraciones del emir publicadas por la agencia de noticias oficial, QNA, en las que criticaba la postura regional contra Irán y revelaba "tensiones" con Estados Unidos. QNA aclaró que la nota era falsa y que era obra de piratas informáticos. La Fiscalía catarí ha indicado posteriormente que el ciberataque procedía de estos mismos países. "Qatar tiene pruebas de que ciertos iPhones originarios de países que han impuesto un bloqueo sobre Catar fueron usados en este ataque informático", dijo.

Las relaciones entre Catar y otros países del Golfo ya sufrieron turbulencias en 2014 por el supuesto apoyo de Doha a Hermanos Musulmanes, una organización ilegalizada en la mayoría de los países del Golfo. En dicha ocasión las medidas no fueron tan duras, mientras que esta vez se han traducido en un bloqueo económico y territorial.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate