El Correo

Trump promete a Al Abadi «acelerar» su apoyo a Irak para combatir al Daesh

Donald Trump (d), junto a Haider al Abadi, primer ministro iraquí.
Donald Trump (d), junto a Haider al Abadi, primer ministro iraquí. / Chris Kleponis (Efe)
  • El mandatario ha señalado ante su homólogo iraquí que las tropas estadounidenses no deberían haberse retirado "nunca"

El presidente de Estado Unidos, Donald Trump, ha opinado hoy que las tropas estadounidenses no deberían haberse retirado "nunca" de Irak al recibir el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, a quien prometió que Washington "acelerará" su apoyo al país árabe en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

Tras reunirse por primera vez con Trump, el líder iraquí expresó su confianza en que el nuevo Gobierno estadounidense "quiere estar más implicado en la lucha contra el terrorismo", y dijo "notar una diferencia" con respecto a la Administración de Barack Obama (2009-2017); una mayor voluntad de "combatir de frente" al EI.

"Para nosotros lo importante era ver una Administración y a un presidente que vean y aprecien lo que estamos haciendo, y continúen su apoyo. Creo que hemos conseguido eso con creces", dijo Al Abadi después de reunirse con Trump.

"Nos han dado garantías de que el apoyo no solo continuará, sino que se acelerará", añadió el líder iraquí durante una charla en el centro de estudios United States Institute of Peace (USIP).

La reunión entre Trump y Al Abadi se produjo dos días antes de que el primer ministro iraquí asista a un encuentro en Washington entre los 68 países que forman parte de la coalición liderada por Estados Unidos contra el EI, de la que se espera que surjan "nuevas ideas" para combatir al grupo yihadista, según el Departamento de Estado.

"Vamos a librarnos del Estado Islámico", prometió hoy Trump en declaraciones a periodistas después de reunirse con Al Abadi.

"Hay muchas cosas que son diferentes ahora respecto a hace apenas cinco o seis semanas" en la lucha contra el EI, aseguró el mandatario, que hoy cumple dos meses en el poder.

El encuentro coincidió con la ofensiva de las fuerzas iraquíes sobre la ciudad de Mosul, último bastión de los radicales y segunda ciudad del país, de la que Trump dijo que "está avanzando".

Estados Unidos calcula que el EI ha perdido el 65 % de los territorios que controlaba en Irak, según afirmó recientemente el enviado especial de EEUU para la coalición internacional antiyihadista, Brett McGurk, durante una visita a Bagdad.

Trump, quien durante la campaña electoral se distinguió por sus polémicas afirmaciones sobre Irak, evitó repetir frente a Al Abadi su opinión de que Estados Unidos debió haberse apropiado del petróleo iraquí tras la invasión de ese país en 2003.

No obstante, Trump aseguró que el Gobierno de Obama "nunca" debió haber retirado a sus tropas de Irak, un paso más en su habitual crítica de que la salida de ese país se produjo demasiado pronto (en 2011) y se gestionó mal.

"Quizá no debimos haber entrado, pero ciertamente, no debimos habernos ido. No deberíamos habernos ido nunca, jamás. Se creó un vacío" que luego fue aprovechado por el EI, aseguró Trump.

Al Abadi evitó reaccionar a esa afirmación e insistió en la necesidad de aumentar la cooperación entre las fuerzas iraquíes y las estadounidenses.

"Nuestras preocupaciones y las suyas son las mismas, dado que sus tropas (de EEUU) proporcionan cobertura aérea a nuestras tropas", afirmó Al Abadi durante la reunión con Trump.

Actualmente, Estados Unidos tiene desplegados a unos 5.000 soldados en Irak para asistir y entrenar a las tropas kurdas e iraquíes, que han retomado parte del territorio que los yihadistas de EI habían conseguido consolidar en 2014, entre ellos la mayor parte de Mosul.

El líder iraquí también agradeció a Trump que retirara a Irak de la lista de países a cuyos ciudadanos se les prohibía la entrada a EEUU bajo la orden migratoria revisada del mandatario estadounidense, emitida este mes pero que no llegó a entrar en vigor porque fue bloqueada por un juez federal.

"Le doy las gracias por haber eliminado a Irak de la orden presidencial. Ésa fue una respuesta positiva a la petición iraquí, que mejora la relación con Irak" de Estados Unidos, afirmó Al Abadi.

Trump aprovechó además el encuentro con Al Abadi para hablar sobre el acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre EEUU, Irán y otras cinco potencias, un pacto que ha criticado extensamente pero del que, hasta ahora, no ha dado señales de querer retirarse.

"Una de las cosas que le pregunté (a Al Abadi) fue por qué firmó el expresidente Obama ese acuerdo para Irán, porque nadie ha conseguido entender eso. Quizá algún día podamos entenderlo", indicó Trump.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate