El Correo

Obama vetará la ley que permite denunciar a Arabia Saudí por el 11-S

Barack Obama, durante los actos conmemorativos del 11-S.
Barack Obama, durante los actos conmemorativos del 11-S. / Joshua Roberts (Reuters)
  • La Casa Blanca teme las consecuencias de la normativa para la diplomacia estadounidense, para las empresas y para la seguridad nacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, planea vetar un proyecto de ley aprobado por el Congreso para que las víctimas del 11-S puedan interponer demandas contra Arabia Saudí por su supuesta implicación en los atentados.

El proyecto de ley, aprobado por unanimidad en las dos cámaras, permitiría a la Justicia estadounidense omitir la inmunidad de jurisdicción (el deber de los Estados de no llevar a juicio a estados extranjeros) en casos de ataques terroristas en sus propias fronteras, como el 11-S.

"El presidente está convencido de esto, y les puedo anticipar que el presidente vetará el proyecto de ley cuando se lo presenten", ha señalado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, quien ha alertado de las consecuencias no solo para la diplomacia estadounidense, sino también para las empresas y para la seguridad nacional, de que este proyecto impulsado por congresistas demócratas y republicanos se convierta en ley.

Diez días de plazo

Desde la aprobación del proyecto en el Congreso el pasado viernes Obama tiene diez días (sin contar los domingos) para ejercer su poder de veto. En ese caso, el proyecto de ley volvería al Congreso, que podría anular el veto presidencial si dos tercios de los congresistas en cada cámara votan en ese sentido. Entonces se convertiría directamente en ley.

Son muchos los que defienden que los atentados del 11 de septiembre de 2001, en los que murieron casi 3.000 personas, se orquestaron con apoyo de funcionares saudíes a los terroristas de Al-Qaida, aunque esa conexión nunca ha sido probada. Arabia Saudí, por su parte, ha amenazado con vender los activos estadounidenses en el país, fondos con un valor de 750.000 millones de dólares, si el proyecto finalmente ve la luz.