El Correo

Obama: «Estados Unidos nunca olvidará»

Barack Obama en su discurso de homenaje a las víctimas del 11-S.
Barack Obama en su discurso de homenaje a las víctimas del 11-S. / Reuters
  • Hillary Clinton se retira precipitadamente del acto central en Nueva York para conmemorar el 11-S al sentirse afectada por un golpe de calor

  • El presidente asegura que "la mejor manera" de homenajear a quienes murieron es "continuar siendo" los mismos como nación

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha recordado este domingo a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y ha insistido en que el país "nunca olvidará" la tragedia ni a los que perdieron "sus preciosas vidas" en ella.

En un acto conmemorativo en el Pentágono, uno de los tres lugares de Estados Unidos que sufrieron ataques terroristas aquel día hace hoy quince años, Obama ha subrayado que "la mejor manera" de homenajear a quienes murieron entonces es "continuar siendo" los mismos como nación.

"El homenaje más perdurable para aquellos que perdimos es los Estados Unidos que continuamos siendo", ha señalado el mandatario en un acto que se celebró coincidiendo con la hora en la que uno de los aviones que participaron en los atentados se estrelló contra las instalaciones del Pentágono.

"Renovamos el amor y la fe que nos une como una familia estadounidense (...) Nos mantenemos fieles al espíritu de este día defendiendo no solo nuestro país, sino también nuestros ideales", ha añadido Obama.

El presidente estadounidense, en su último aniversario de la tragedia como mandatario, ha afirmado que los supervivientes de los atentados del 11 de septiembre, en los que murieron unas 3.000 personas, son para él y para el país "una inspiración". "En su dolor y en su gracia nos han recordado que, juntos, no hay nada que los estadounidenses no puedan superar", reiteró.

El mandatario también aprovechó la conmemoración para abordar las amenazas terroristas a las que se ha enfrentado y se enfrenta el país y aseguró que "grupos como Al Qaeda y el Estado Islámico (EI) saben que nunca serán capaces de derrotar a una nación tan grande y fuerte como Estados Unidos".

"Por eso, en cambio -continuó- han tratado de aterrorizar, con la esperanza de poder avivar el miedo para que nos volvamos unos contra otros y poder cambiar lo que somos o cómo vivimos".

Clinton se retira por un golpe de calor

Hillary Clinton en el acto de homenaje a las víctimas.

Hillary Clinton en el acto de homenaje a las víctimas. / Reuters

La candidata presidencial estadounidense Hillary Clinton ha tenido que retirarse precipitadamente este domingo del acto central en Nueva York para conmemorar el 11-S al sentirse afectada por un golpe de calor, confirmaron fuentes oficiales.

Clinton, que tiene neumonía, estaba asistiendo de pie en los jardines del World Trade Center (WTC) a la ceremonia en la que se leen los nombres de las casi 3.000 víctimas que perecieron el 11 de septiembre de 2001, en la que también estaban presentes su rival republicano, Donald Trump, y autoridades locales.

Las cadenas de noticias Fox y NBC, citando fuentes anónimas de los servicios de seguridad, aseguraron que Clinton se sintió al borde del desmayo por los efectos del calor y se retiró del lugar para dirigirse al apartamento que tiene su hija en esta ciudad.

Las fuentes aseguraron que la aspirante presidencial tuvo que ser asistida por sus acompañantes y mientras entraba al vehículo que la trasladaba perdió un zapato. El portavoz, Nick Merrill, confirmó que ya se encontraba en el departamento de su hija Chelsea y "se sentía mucho mejor".

Ataque al Pentágono

El vuelo 77 de American Airlines fue el tercero en hacer impacto aquel fatídico 11 de septiembre, en esa ocasión contra el Pentágono, después de que cinco terroristas saudíes secuestraran la aeronave que partió del Aeropuerto Internacional de Dulles, en Washington, con destino a Los Ángeles.

Cuando llevaba apenas 35 minutos de vuelo, los yihadistas se hicieron con el control del avión e hicieron que se estrellara contra una de las fachadas del Pentágono, sede de la Defensa estadounidense, lo que causó la muerte a 125 personas dentro del edificio y a las 64 que iban a bordo del aparato.

Paralelamente al acto conmemorativo presidido por Obama, en Nueva York, donde se estrellaron los dos primeros aviones contra las Torres Gemelas del World Trade Center, tienen lugar hoy diversos homenajes a las víctimas.

Aquel 11 de septiembre una cuarta aeronave cayó en medio del estado de Pensilvania, después de que los pasajeros forcejearan con los terroristas para intentar retomar el control de la aeronave.