El Correo

42 refugiados mueren al ser disparados frente a las costas de Yemen

Una treintena de refugiados mueren al ser disparados frente a las costas de Yemen.
Una treintena de refugiados mueren al ser disparados frente a las costas de Yemen. / AFP
  • De nacionalidad somalí, fallecieron en el mar Rojo antes de llegar a un país donde la guerra aún no impide la afluencia de migrantes

  • Mueren también 22 milicianos progubernamentales durante un ataque rebelde en plena contienda bélica

Un total de 42 refugiados somalíes, entre ellos varias mujeres y niños, murieron este viernes en el mar Rojo frente a las costas de Yemen, donde la guerra civil aún no impide la afluencia de migrantes que huyen con destino Asia de la miseria y de la violencia en el Cuerno de África.

La embarcación atacada armado había atracado en el puerto de Hodeida, en poder de los rebeldes chiitas hutíes, que achacaron lo ocurrido a la aviación de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí. El lugar y las circunstancias exactas del ataque se desconocen. La zona es escenario de operaciones militares en esa guerra entre rebeldes chiitas y fuerzas favorables al Gobierno.

"Los cuerpos de 33 refugiados fueron trasladados a los hospitales de la ciudad portuaria, en los que ingresaron 35 heridos", afirmó un funcionario de los servicios de salud, quien ignoró más circunstancias respecto al ataque. Otro responsable del puerto luego confirmó el balance de víctimas mortales.

Este mismo responsable dijo bajo anonimato que la embarcación de los refugiados había conseguido atracar en Hodeida, y que los muertos y heridos habían sido alcanzados por disparos de armas ligeras, lo que parece excluir un ataque aéreo. Según él, decenas de somalíes que sobrevivieron al ataque, así como tres traficantes de personas yemeníes a bordo de la embarcación, fueron llevados a la prisión central de la ciudad.

La agencia Saba, controlada por los rebeldes chiitas hutíes, afirmó que el ataque fue obra de la aviación de la coalición árabe. Pero no da un balance exacto del ataque, ni precisa las circunstancias. Se ignoraba si los refugiados intentaban huir de Yemen o bien refugiarse en este país.

Pese a la guerra y la crisis humanitaria, Yemen sigue siendo un foco de atracción para los refugiados del Cuerno de África que huyen de la miseria. En el sur del país hay varios campos de refugiados somalíes, pero ninguno en la región de Hodeida, situada más al norte.

En Ginebra, un portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) corroboró lo ocurrido y dijo que la embarcación se dirigía a Sudán en el momento del ataque. "No era un barco de evacuación de la OIM", declaró a la prensa Joel Millman, cuya organización suele pedir autorización a los distintos bandos en guerra para las operaciones de desalojo.

La oficina en Saná de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) publicó varios tuits sobre el ataque, declarándose "profundamente afligida por las víctimas civiles" y afirmando que los refugiados y solicitantes de asilo usan "cada vez más los itinerarios migratorios" en el norte de Yemen. Estos itinerarios pasan por la costa oeste de Yemen.

En parte de esta zona el gobierno y las fuerzas afines a él libran una ofensiva para intentar alejar a los rebeldes hutíes del estratégico estrecho de Bab el Mandeb, que separa Yemen del Cuerno de África. Este sector situado al sur de Hodeida fue escenario de violentos combates en las últimas 24 horas que causaron 32 muertos, entre ellos diez civiles, según fuentes militares y médicas.

Desde la intervención de la coalición árabe en marzo de 2015 para frenar junto al Gobierno la progresión de los rebeldes, más de 7.700 personas han muerto y más de 42.500 han resultado heridas en la contienda bélica. El país sufre actualmente "la peor crisis humanitaria en el mundo" y se expone a "un grave peligro de hambruna", advierten desde Naciones Unidas.

Mueren 22 milicianos progubernamentales

Poco después de conocerse esta tragedia con los refugiados somalíes, al menos 22 combatientes leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, murieron en un ataque con misiles balísticos lanzado por los rebeldes hutíes contra un cuartel militar en la provincia de Mareb, en el oeste del país.

Según la agencia oficial Saba, dos misiles impactaron en la mezquita de las instalaciones militares de Kofel cuando los soldados participaban en la oración del mediodía, la principal de la semana. Además, se precisó que aún hay un número indeterminado de heridos, varios de ellos en estado grave.

El canal de televisión Al Masira, perteneciente a los hutíes, precisó que los misiles eran del tipo Zilzal 1, de fabricación iraní, y agregó que el cuartel fue también blanco de la artillería rebelde.

Los hutíes emplean este tipo de misiles para atacar objetivos de las fuerzas gubernamentales en Mareb, pero en la mayoría de las ocasiones estos son interceptados con las baterías de defensa Patriot, de fabricación estadounidense.

Este sistema de defensa es empleado por la coalición árabe encabezada por Arabia Saudí que respalda al presidente Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional.

El Yemen está sumido en una guerra civil que enfrenta a los hutíes y a su aliado, el expresidente Ali Abdalá Saleh, contra las fuerzas leales a Saleh y la alianza árabe encabezada por Arabia Saudí.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate