El Correo

Pyongyang alaba la figura de Kim Jong-un en el aniversario del partido único de Corea del Norte

Kim Jong-un revisa papeles
Kim Jong-un revisa papeles / REUTERS
  • Altos funcionarios del régimen han visitado el mausoleo donde descansan los restos del "presidente eterno" Kim Il-sung y del "amado líder" Kim Jong-il

Corea del Norte ha alabado este lunes la figura de su líder, Kim Jong-un, e instado al pueblo a mostrarle lealtad con motivo del 71º aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores de Corea, la formación que dirige este país desde los años 50 del siglo XX.

En un editorial del diario Rodong Sinmun, el principal rotativo del país, se subraya la necesidad de que el pueblo muestre gran devoción por Kim, nombrado presidente del partido durante el congreso del pasado mayo (el primero celebrado en 36 años) para cimentar su liderazgo sobre el régimen hereditario norcoreano.

El año pasado, con motivo del 70 aniversario del partido único norcoreano, el régimen realizó un espectacular desfile militar en el centro de Pyongyang para exhibir el poderío de su ejército. Sin embargo, todo apunta a que este año Corea del Norte celebrará la efeméride sin grandes actos, ni informando con detalle sobre las actividades que hoy efectuará Kim Jong-un, tal y como apuntan observadores externos, como el Ministerio de Unificación surcoreano.

En este sentido, la agencia de noticias KCNA –oficial en Corea del Norte– se limitó a informar de que funcionarios de algo rango del partido y del ejército visitaron hoy el Palacio del Sol de Kumsusan, para rendir homenaje a los restos embalsamados de Kim Jong-il y Kim Il-sung, padre y abuelo, respectivamente, del actual líder.

Pruebas atómicas

No obstante, la nota informativa no incluyó el nombre de Kim Jong-un entre los asistentes, en la que sí se contaron el primer ministro, Kim Yong-nam, y tres de los vicepresidentes de la poderosa Comisión de Asuntos del Estado, entre ellos Hwang Pyong-so, considerado el número dos del régimen.

El aniversario de este año viene marcado por un clima de tensa expectación ante la posibilidad de que Pyongyang haga una prueba armamentística atómica con motivo del aniversario. El régimen de Kim Jong-un acostumbra a ejecutar estas pruebas en torno a las fechas más importantes de su calendario, como fue el caso de su último ensayo nuclear del pasado 9 de septiembre, día del aniversario de su fundación nacional.

En los últimos tres días, imágenes tomadas por satélite han revelado un aumento de la actividad en las bases de lanzamiento de misiles y de pruebas nucleares del hermético país asiático. Seúl y Washington han reforzado sus sistemas de vigilancia y a su vez han iniciado hoy unas maniobras navales en aguas surcoreanas que pretenden exhibir poderío militar ante Pyongyang, que considera estos ejercicios como un ensayo para invadir su territorio.

"El Gobierno está vigilando atentamente la situación y está totalmente preparado (para responder a una posible prueba armamentística)", explicó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio surcoreano de Unificación, Jeong Joon-hee, en declaraciones recogidas en Seúl por la agencia Yonhap.

Las dos Coreas permanecen técnicamente en guerra ya que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un armisticio en vez de un tratado de paz. Por su parte, Estados Unidos, que lideró la coalición de la ONU que tomó parte en la contienda para defender al Gobierno de Seúl, mantiene en suelo surcoreano 28.500 efectivos a modo de disuasión.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate