El Correo

El Gobierno y las FARC cierran el nuevo acuerdo de paz

Bruno Rodriguez Parrilla (centro) junto a Iván Márquez (izda.) y Humberto de la Calle.
Bruno Rodriguez Parrilla (centro) junto a Iván Márquez (izda.) y Humberto de la Calle. / Afp
  • El texto abarca las aportaciones de los sectores contrarios al que fue firmado en septiembre y después rechazado en las urnas

  • El jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle, destaca que el pacto se ha basado en un ejercicio de democracia

  • "Hemos realizado nuestro mejor esfuerzo para responder a los anhelos de paz y con la frente en alto hemos cumplido", ha dicho el representante de la guerrilla

  • Uribe pide a Santos que los textos "sean puestos en conocimiento de los portavoces del 'no' y de las víctimas, quienes los estudiarán"

Las delegaciones del Gobierno colombiano y de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han anunciado la firma de un acuerdo este viernes, en una rueda de prensa en la que han introducido detalles del nuevo texto.

El nuevo texto Acuerdo General para la Terminación del Conflicto incluye varias de las propuestas presentadas por distintos sectores, incluso las de los líderes del 'No' del plebiscito del pasado 2 de octubre.

Según el Gobierno y la guerrilla, el texto aclara dudas e incorpora propuestas de los sectores contrarios al primer acuerdo y es fruto de un arduo trabajo de más de dos semanas. "Gobierno y Farc, atendiendo el clamor de paz del país, han alcanzado nuevo acuerdo para terminar el conflicto (...) La consolidación de la paz estable y duradera debe ser el compromiso de todos los colombianos, superando la polarización", ha anunciado el garante de Cuba, Iván Mora, antes de dar paso a los portavoces de las dos partes de las negociaciones. "Sobre el acuerdo del pasado 26 de septiembre dije que era el mejor acuerdo posible por cuanto permitía concluir el conflicto, este es mejor en cuanto a cómo resuelve muchas de las críticas e insatisfacciones del anterior texto", ha asegurado el jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle.

"Este texto gana con creces ya que se ha construido con una base de sustento más amplia", ha indicado De la Calle, quien ha destacado que el nuevo acuerdo se ha basado en un ejercicio de democracia. "Ha sido una oportunidad para aclarar dudas y resolver inquietudes, ha servido para unir a los colombianos, se ha demostrado que a través del dialogo es posible llegar a puntos de encuentro", ha concluido el jefe del equipo negociador del Gobierno, para quien el nuevo texto "no sacrifica las convicciones que le dieron forma al primero".

Por su parte el alto cargo de las FARC 'Iván Márquez' ha asegurado que el nuevo acuerdo de paz es el definitivo. "La paz sigue su marcha irrefrenable", ha declarado Márquez. "Hemos realizado nuestro mejor esfuerzo para responder a los anhelos de paz y con la frente en alto hemos cumplido. Al nuevo acuerdo el único camino que le espera es su implementación para construir las bases de una Colombia en paz"", ha apuntado.

El negociador de las FARC ha explicado que la derrota en el plebiscito no se trataba de una negativa al acuerdo, sino una llamada a su mejora. "Comprendimos la importancia de reformularlo con un nuevo consenso que incorporara voces que habían estado ausente en las conversaciones y tienen su papel en la reconciliación", ha explicado Márquez.

Durante su intervención, Márquez ha invitado a sumarse al acuerdo al Ejército de Liberación Nacional (ELN), el otro gran grupo guerrillero que opera en Colombia.

Queda pendiente conocer la cuestión de la refrendación, que se definirá este sábado en una serie de reuniones. El Gobierno y las FARC entienden que ya no sería necesario hacer un nuevo plebiscito al contener el nuevo texto todas las propuestas de los sectores críticos.

Uribe pide estudiar el acuerdo

El expresidente colombiano Álvaro Uribe pidió a su sucesor, Juan Manuel Santos, que el nuevo acuerdo de paz sea presentado a la oposición y a las víctimas del conflicto armado antes de darlo como "definitivo".

Uribe, que lideró la opción del "no" al acuerdo de paz en el plebiscito del pasado 2 de octubre, hizo la declaración en la Base Aérea de Rionegro, cercana a Medellín, después de reunirse con Santos en esa localidad del departamento de Antioquia para hablar sobre el nuevo acuerdo de paz.

"He pedido al presidente de la República que los textos que anuncian de La Habana no tengan alcance definitivo, que sean puestos en conocimiento de los portavoces del 'no' y de las víctimas, quienes los estudiarán en breve tiempo y expondrán cualquier observación o solicitud de modificación en nueva reunión con el equipo negociador del Gobierno", expresó.

Desde el rechazo en el plebiscito al acuerdo de paz firmado el pasado 26 de septiembre, Uribe y representantes del "no" se han reunido con Santos y delegados del Gobierno para discutir propuestas de un nuevo acuerdo que fueron llevadas a las FARC en Cuba.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate