El Correo

Maduro extiende por cuarta vez el decreto de emergencia económica

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. / Reuters
  • La norma debe ser enviada al Parlamento para su aprobación aunque el Legislativo ya la ha rechazado en las ocasiones anteriores

  • La declaración permite al líder venezolano disponer de recursos sin control del Parlamento, así como de bienes y mercancías de empresas privadas para garantizar el abastecimiento o restringir el sistema monetario

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, extendió por cuarta vez el decreto de "Estado de excepción y emergencia económica" por 60 días más, una norma que debe ser enviada al Parlamento para su aprobación aunque el Legislativo ya la ha rechazado en las ocasiones anteriores.

La nueva prórroga, publicada en la gaceta oficial de fecha 13 de septiembre y difundida este jueves, está incluida en un documento en el que se reiteran los objetivos del decreto que se emitió por primera vez el 14 de enero pasado para hacer frente a la crisis económica y financiera.

En la normativa se alega que "la efectividad del estado de emergencia económica decretado a fin de proteger al pueblo venezolano ha sido determinante en contra de las acciones y amenazas internas y externas desestabilizadoras de la economía".

La prórroga se amplía considerando "que para enfrentar el asedio instaurado en contra de la economía venezolana resulta ineludible, proporcional, pertinente y necesario implementar mecanismos alternos de producción, distribución y abastecimiento de alimentos, bienes y servicios".

La declaración de la emergencia económica permite a Maduro, entre otras atribuciones, disponer de recursos sin control del Parlamento, así como de bienes y mercancías de empresas privadas para garantizar el abastecimiento, además de restringir el sistema monetario y el acceso a la moneda local y extranjera.

El decreto fue puesto en marcha desde el pasado enero pese a la desaprobación de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), mayoritaria de oposición.

Desde que se emitió el decreto y en las tres ampliaciones anteriores, la Cámara ha argumentado que la norma desconoce la Constitución y "el dolor de las familias venezolanas" frente a la escasez de alimentos, medicamentos y otros productos básicos, además de la inflación galopante.

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha declarado en todas las anteriores oportunidades la constitucionalidad del decreto que, según dijo, responde a la necesidad de proteger a los ciudadanos e instituciones de acciones tendentes "a desestabilizar la economía y el orden social del país".

Se espera que la cuarta prórroga de este decreto sea discutida en el Parlamento y que también se pronuncie nuevamente el TSJ.