elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 21 || Mañana 10 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Unas barracas con historia

La blanca 2012

Unas barracas con historia

Montañas de hielo, ferias medievales o unos comienzos algo peligrosos. Así surgieron algunas de las atracciones más populares de las barracas

02.08.12 - 10:28 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
María Senderos nos enseña las barracas de Vitoria
Durante estas fiestas, pequeños y mayores encontrarán tiempo para acercarse a Mendizabala para disfrutar de las barracas. Montañas rusas, el saltamontes, los carros de choque y otras atracciones más modernas sumarán otro año más un recuerdo inolvidable, sobre todo para los más pequeños. Muchas de estas atracciones vienen con grandes historias y orígenes curiosos. Las ferias mismas son una tradición longeva, su origen se puede trazar hasta 1133, con la Feria Bartholomew, en Inglaterra, que tenía entretenimiento, comida, juegos y espectáculos carnavalescos. La Oktoberfest fue también, aparte de festival cervecero, una feria de atracciones, en 1810. De hecho, fue una boda. La del príncipe Luís de Baviera con la princesa Teresa de Sachsen Hildburghausen.
Habrá también atracciones modernizadas, como ‘La Selva Encantada’, única en Europa, que se presenta como la estrella de las montañas rusas. Su original temática y los efectos especiales que la acompañan hacen de ella un viaje inolvidable, del que podrán disfrutar mayores y pequeños durante las fiestas. Comienza el viaje sobre raíles y acaba atravesando un canal acuático. Su gran estreno como novedad mundial se realizó en la feria de Huelva en el año 2005. Otra atracción parecida es el ‘Ratón Vacilón’. Sus diseños hacen de ellas una novedad, pero la montaña rusa tiene su historia. Se cree que las primeras surgieron, como su nombre indica, en Rusia, con la construcción en San Petersburgo de montes de hielo en el siglo XVII. Tenían entre 20 y 25 metros de altura y una caída de 50 grados, con una estructura de madera como soporte. Según historiadores, la primera fue un encargo de la emperatriz Catalina la Grande en 1784, aunque también existen teorías que apuntan a que la primera montaña rusa fuera construida en Francia a comienzos del siglo XIX. Como curiosidad, en Rusia se les conoce como “Montañas Americanas”.
Los autos de choque son otro clásico de las barracas. Sus orígenes se remontan a las década de 1920, cuando se llamaban ‘Dodgems’, y se publicitaban como ‘El Rolls Royce de las atracciones’. Puede ser divertido simplemente chocar contra los demás conductores, pero el fundamento detrás de la atracción es algo más científico que simplemente dar golpes. La idea para estos vehículos surgió cuando vió a un joven con un Ford desguazado esquivar y conducir entre los coches de un aparcamiento, esquivando todos los obstáculos. Los primeros diseños eran algo peligrosos y con medidas de seguridad mínimas. Los creadores convencían a los que se montaban que podrían sufrir electroshocks si salían demasiado pronto de la atraccion, para lograr así que permanecieran más tiempo. Ahora las medidas de seguridad son mucho mayores.
Para los más valientes
Algunas de las atracciones son sólo para los más valientes, como el ‘Mega Extrem’ un enorme brazo mecánico que sube y baja a grandes alturas, dando una gran dosis de adrenalina a quien se monta en él. Existen diversas versiones con diferente nombre de la misma idea, basada en movimiento pendular. Surgieron en la década de los 80, cuando se vivió la expansión de atracciones de mecanismo hidráulico. El 'Saltamontes' con sus grandes brazos mecánicos que suben y bajan mientras dan vueltas, es también conocido como ‘Pulpo’, ‘Araña’ o ‘Monstruo’. Fue creado alrededor de la década de 1930, por unos de los grandes ingenieros de atracciones de feria americanos, Lee Eyerly. Su creación más popular, se ha convertido en una de las atracciones permanentes en muchos parques y ferias del mundo. Durante los comienzos del desarrollo de esta máquina, lo más probable es que se mantuviera en un lugar fijo, aunque pronto cambió para viajar con las ferias ambulantes. Durante los años 50, gozó de mucha popularidad y venían acompañados de ilustraciones de terrorificos monstruos de mar y escenas de hundimientos. En la segunda tanda de fabricación de estas máquinas, se acortó la longitud de los brazos, haciendo la máquina algo más manejable. Hasta los 80 mantuvo su éxito en Gran Bretaña, cuando comenzaron a llegar atracciones más arriesgadas y adrenalínicas. En esa década se comenzó a valorar la máquina como una alternativa barata a otras atracciones hidráulicas más caras, por lo que frecuentemente cambiaban de manos. En Irlanda, sin embargo, su éxito se mantuvo, con unas 30 máquinas trasladadas allí desde el país vecino. Hoy en día existen bastantes variaciones de la máquina original, con más o menos brazos y distintas plazas, y siguen viajando por todo el mundo en ferias y barracas.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.