El Correo

El Ibex suma un 0,96% y se queda a las puertas de los 9.000 puntos en vísperas del BCE

La Bolsa de Madrid.
La Bolsa de Madrid. / Efe
  • En el mercado de divisas, el euro lucha por reforzar posiciones respecto al dólar y la moneda única se intercambia por 1,0961 unidades al cierre de sesión

  • Santander lideró los ascensos, con una subida del 2,22%. Bankia encabezó los descensos, con un retroceso del 2,23%

  • El precio del crudo volvió a remontar con la caída de los inventarios, mientras que el euro continuó a la baja

La primera mitad del selectivo español fue dubitativa y, como mucho, el selectivo sólo aspiraba a afianzarse sobre los 8.800 puntos reconquistados en la jornada anterior. Pero a partir de las dos y media de la tarde fue ganando tracción, para superar los 8.900 puntos e intentar alcanzar los 9.000 puntos, nivel que no ve desde el 9 de septiembre. Terminó la jornada en máximos del día, con una subida del 0,96%, para dar un último cambio en los 8.950,10 puntos. 

El Ibex-35 fue el índice más rentable del día, seguido del PSI-20 de Lisboa, que se anotó un 0,94%. El Ftse Mib de Milán ganó un 0,46%. El Ftse 100 británico, por su parte, repuntó un 0,31% y el CAC 40 francés, un 0,25%. El peor del día fue el Dax alemán, que apenas avanzó un 0,13%. 

El acelerón vino de la mano de Wall Street, que comenzaba la sesión con ascensos (con la excepción del Nasdaq, que optaba por una apertura plana), apoyado en los buenos resultados presentados por Morgan Stanley, que compensaron la decepción que provocaron las perspectivas que presentó Intel (que fue el responsable, en parte, de la falta de brío del índice tecnológico). También ayudó el nuevo repunte del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, ganaba un 2,55% al cierre de la sesión europea, hasta los 53 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, por su parte, avanzaba un 1,5%, hasta colocarse por encima de los 51 dólares por primera vez desde el verano de 2015. Ello debido a las cifras de inventarios de crudo en Estados Unidos, que se redujeron por sorpresa, mientras el ministro de Energía de Arabia Saudí apuntó que muchos países quieren unirse al acuerdo de la OPEP de reducción de la producción. 

Esa subida del crudo compensó los datos económicos mixtos que conocimos en Estados Unidos porque, por un lado, vimos que las viviendas iniciadas cayeron un 9% en septiembre, frente al aumento del 2,9% que esperaban los analistas; y por otro, los permisos de construcción subieron un 6,3%, frente al 1,1% que habían previsto los expertos. Más avanzada la sesión conoceríamos el Libro Beige de la Reserva Federal. 

Más temprano habíamos conocido más referencias económicas importantes. Sobre todo, desde China: el PIB del tercer trimestre creció un 6,7%, según lo previsto. También las ventas al por menor del mes de septiembre cumplieron expectativas, pero no la producción industrial, que creció un 6,1% interanual, por debajo del 6,4% estimado por los analistas. Aunque el dato de producción industrial decepcionó, el de PIB y el de ventas minoristas ayudó a reducir los temores sobre la desaceleración de la economía española. 

Además, contamos con referencias empresariales en Europa, que también fueron buenas, como las de Zalando, la compañía alemana de comercio electrónico, que incrementó sus perspectivas de beneficio, mientras que Carrefour presentó buenas cifras de ventas y la tecnológica ASML realizó un pronóstico sobre sus beneficios del cuarto trimestre que superaron las expectativas de los analistas. Además, la Bolsa europea contó con la complicidad de los fabricantes de automóviles, que celebraron la debilidad del euro porque ayuda a mejorar su competitividad. 

Los bancos destacan en el Ibex-35

Aunque, de nuevo, lo que en la práctica llevó al Ibex-35 a acariciar los 9.000 puntos fue la banca. Así, el Santander fue el valor más rentable de la sesión, con una revalorización del 2,22%. BBVA, por su parte, ganó un 1,98%. Sabadell también se colocó entre los valores más rentables del día, con una subida del 1,82%. Bankinter y el Popular ganaron un 1,46% y un 1,13%, respectivamente. Las subidas de CaixaBank rozaron el 1%. 

Hubo otros valores cuyas ganancias también fueron muy destacables. Por ejemplo, Gamesa, que se anotó un 1,99%, mientras ArcelorMittal ganó un 1,96%. Aena, Repsol, IAG, Dia e Inditex también se anotaron más de un punto porcentual. 

En rojo, Bankia, el único banco que le falló al Ibex-35, fue el peor del día, con un descenso del 2,23%. Después se situó Ferrovial, con un recorte del 0,94%. Cellnex, por su parte, cedió un 0,90%. Pocos valores más terminaron la sesión con pérdidas: Grifols, Mediaset, Viscofán, Endesa y ACS. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, GAM encabezó los ascensos, con una fuerte subida del 17,39%, seguida de Ercros, San José y Urbas, todas con ganancias de más de un 9%. En rojo, los peores fueron Abengoa 'B', Montebalito y Dogi, que retrocedieron más de un 3%. 

En el Eurostoxx 50, Santander fue el mejor del día y, tras él, entre los bancos, le siguió BBVA. Entre los diez valores más rentables, sólo otros dos bancos: BNP Paribas, que se anotó un 1,39%, mientras ING ganó un 1%. En las últimas sesiones, el sector financiero español está volviendo a destacar.

 

Deuda y divisas

En el mercado de deuda, vimos cómo las rentabilidades de algunos bonos bajaban, como la del título alemán, que retrocedía hasta el 0,02%, mientras que la del estadounidense retrocedía hasta el 1,73%. Aunque el que más a la baja se movía era el de Portugal: desde el 3,21% hasta el 3,16%. El rendimiento del bono español a diez años se mantenía en el 1,10% tras haber caído el día anterior por debajo de ese nivel. La prima de riesgo de España, como consecuencia de la leve bajada de la rentabilidad del bono alemán a diez años y de la tímida subida de la del español, se ampliaba hasta los 108 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro volvía a perder posiciones: la moneda única retrocedía un 0,20% al cierre, hasta el nivel de 1,0960 unidades, su nivel más bajo desde el mes de marzo.

El oro, mientras tanto, se anotaba su tercera sesión consecutiva de ascensos, para cambiarse ya por 1.270 dólares la onza. 

Ello, a la espera de que mañana el Banco Central Europeo celebre su reunión ordinaria de política monetaria. 

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate