El Correo

Iberdrola tiene «muchos proyectos» para pujar en la inminente subasta de renovables

La sede de Iberdrola en Madrid.
La sede de Iberdrola en Madrid. / Archivo
  • La compañía, que ha ganado un 6,4% más hasta septiembre, participará para hacerse con los 1.000 megavatios en juego «si las condiciones son favorables», según ha anticipado Ignacio Galán

Iberdrola se mantiene expectante ante la que será la segunda gran subasta de energía que lanzará el Ministerio de Industria en las próximas semanas, y por las que las compañías que participen podrán adjudicarse hasta 1.000 megavatios (Mw) de potencia, posiblemente en su mayoría de fuentes renovables. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán ha confirmado que participará en esa subasta "si las condiciones son favorables", ha indicado el máximo responsable de la multinacional en una conferencia con analistas para presentar los resultados de la firma.

Galán ha confirmado que la eléctrica tiene preparados "muchos proyectos para el país", aunque matizó que será necesario conocer "cuáles serán las condiciones". "Si las condiciones son favorables, seguiremos adelante", añadió en su comparecencia. Ante la posibilidad de que se produzcan cambios en la política energética con la configuración del nuevo Gobierno, el presidente de Iberdrola señaló que "habrá que esperar" al próximo sábado para confirmar si habrá nuevo Ejecutivo y cuál será.

En la anterior subasta de energía, que tuvo lugar en enero, se adjudicaron un total de 700 megavatios (500 MW de eólica y 200 MW de biomasa). Aunque se realizó sin que ninguna de las tres grandes eléctricas -la propia Iberdrola, Endesa o Gas Natural Fenosa- se adjudicaran megavatios y con tanta presión competitiva que los incentivos quedaron reducidos a cero.

Mejora sus beneficios

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.041,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 6,4% más que en el mismo periodo de 2015, gracias a la buena evolución de sus negocios y a la reducción de los gastos operativos y financieros, según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán se incrementó un 4,2% entre enero y septiembre, hasta los 5.729,5 millones de euros. Sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, este aumento alcanzaría el 6,7%.

Las ventas del grupo energético alcanzaron los 21.537,7 millones de euros, un 9,1% menos, mientras que el margen bruto mejoró un 2,3%, hasta los 9.740,5 millones de euros.

Iberdrola ha destacado que estos resultados le permiten confirmar sus previsiones para final de año y avanzar en su compromiso de incrementar la remuneración al accionista.

En este sentido, la compañía llevará a cabo una nueva edición de su programa 'Iberdrola Dividendo Flexible', por el que la empresa asume un precio mínimo de compra del derecho de asignación gratuita de al menos 0,135 euros brutos por acción, en lo que habría sido el dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2016.

Este importe supone un incremento del 8% respecto al precio de compra asumido por Iberdrola el pasado mes de enero y se completará con la remuneración complementaria que deberá aprobar la junta general de accionistas y que se hará efectiva en julio de 2017.

Entre enero y septiembre, Iberdrola efectuó inversiones por valor de 3.040 millones de euros, un 45% más que en los nueve primeros meses de 2015. El 64% de este importe se destinará a crecimiento y el 91% a negocios regulados o con contratos a largo plazo, de acuerdo con la estrategia del grupo de centrarse en áreas "estables y predecibles".

Por su parte, su filial Avangrid, participada en un 81,5% por la compañía y que cotiza en la Bolsa de Nueva York, obtuvo un beneficio neto de 404 millones de dólares (unos 370,8 millones de euros) en los nueve primeros meses, un 45% más.

Negocios

Por áreas de negocios, el de redes obtuvo un Ebitda de 2.935 millones de euros, un 8,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Este resultado -que procede de fuera de España en un 60%- está respaldado sobre todo por el buen comportamiento en España y Estados Unidos, donde el negocio aumentó su beneficio operativo bruto un 6,6%, hasta los 1.192,6 millones de euros, y un 50,6%, hasta los 973,5 millones de dólares, respectivamente.

Por su parte, generación y clientes mantuvo sus resultados en línea con los nueve primeros meses de 2015 y registró un Ebitda de 1.733,8 millones de euros (-0,1%).

En España, esta magnitud creció un 1,6%, hasta 1.200,2 millones de euros, impulsado por el incremento de la producción hidroeléctrica (+56,2%) y nuclear (+4,6%). En Reino Unido, el Ebitda de esta área ascendió a 187,1 millones de libras (unos 208,9 millones de euros), un 2,6% más, mientras que en México ha descendido un 7,7%, hasta 350,6 millones de dólares (unos 321,37 millones de euros), debido a las menores tarifas.

Mientras, la división de renovables obtuvo un Ebitda de 1.143,1 millones de euros hasta septiembre, un 3,3% menos, afectado por el peor comportamiento y el efecto del tipo de cambio en Reino Unido.

Destaca la buena evolución en España, donde el beneficio operativo bruto de renovables creció un 15,9%, hasta 410,2 millones de euros, impulsado por un incremento de la producción del 5,8%. También en Latinoamérica, donde el Ebitda del negocio se situó en 55,1 millones de euros, un 20,9% más, gracias a la mayor aportación de México (+41,7%).

Por otra parte, la compañía emitió deuda por valor de 2.700 millones de euros a largo plazo en condiciones muy ventajosas y se convirtió en líder en el mercado de bonos 'verdes'.

Asimismo, el grupo ha realizado 1.917 nuevas contrataciones hasta el pasado mes de septiembre y ha puesto en marcha su campus corporativo de Madrid, que cuenta con una superficie superior a 180.000 metros cuadrados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate