El Correo

Funcas augura un desvío del 3,6% del déficit en 2017 por la parálisis política

Mariano Rajoy y Luis de Guindos.
Mariano Rajoy y Luis de Guindos. / Fernando Alvarado (Efe)
  • Subraya que la economía española mantiene su ritmo de recuperación este año y crecerá el 3,1%, pero se desacelerará el próximo debido a la ralentización de la demanda nacional y a las incertidumbres procedentes del exterior, como el 'Brexit'

La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) alerta de que la prórroga de los presupuestos de 2016 y la parálisis política podría complicar la situación económica y desviar el déficit público hasta el 3,6% del PIB en 2017, al mismo tiempo que rebaja su previsión de crecimiento al 2,3% para el próximo año.

Según el informe de previsiones de la economía española para 2016 y 2017, España no cumplirá con el objetivo de déficit del 3,1% para el próximo año, aunque sí logrará la meta del 4,6% de déficit para este año siempre y cuando se adelanten los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades y se aumente la recaudación adicional en 6.000 millones de euros.

Según Funcas, la economía española mantiene su ritmo de recuperación este año y crecerá el 3,1%, pero se desacelerará en 2017 debido a la ralentización de la demanda nacional y a las incertidumbres procedentes del exterior, como el 'Brexit'.

Entre los principales desafíos que Funcas considera a medio plazo estará el desempleo, ya que augura que la tasa del paro no baje del 14% hasta 2020, y que la deuda pública se mantenga también en el entorno del 100% del PIB.

"Una economía paralizada no es buena"

El director general de Funcas, Carlos Ocaña, ha lamentado que la falta de un gobierno constituido esté aplazando decisiones económicas, y ha dicho que "no se pueden aplazar indefinidamente" y que "una economía paralizada no es buena para un país". "Se necesita un gobierno con capacidad para tomar decisiones y dirigir la política económica", ha incidido.

Asimismo, el director de Coyuntura Económica de Funcas, Raymond Torres, ha recordado que en 2017 la meta de déficit pactada con Bruselas no se cumplirá sin medidas adicionales, aunque ha señalado la posibilidad de que un nuevo Gobierno pueda pactar nuevos objetivos de déficit el próximo año y más margen. De hecho, Torres ha aseverado que Funcas no estima un déficit por debajo del 3% hasta 2018 o 2019.

Ha explicado también que otro de los grandes retos es bajar el nivel de deuda que alcanzará el 100,4% del PIB este año, el 101,1% el que viene. También el paro se reducirá, pero seguirá en tasas más altas que la media europea al llegar al 20% en 2016 y al 18,5% en 2017.

Para superar estos desafíos, Ocaña ha recordado que el pacto firmado entre el PP y Ciudadanos ofrecía 150 medidas y "una buena parte tenía impactos presupuestarios y son propuestas que podrían considerarse".

Entre los retos que ha considerado está también el sistema de pensiones para garantizar su sostenibilidad, ya que el informe de Funcas señala que la población en edad de trabajar disminuirá en medio millón de personas durante los próximos cinco años como consecuencia de la caída de la natalidad. "La persistencia de una baja ocupación plantearía un grave problema para la sostenibilidad de las pensiones", dice Funcas, que prevé que el número de activos por personas en edad de jubilación sea de 2,5 en 2020, frente a 2,7 en 2016 y a 3,1 en 2007, antes del estallido de la crisis. Raymond ha sido tajante al asegurar que el déficit de la Seguridad Social se podría financiar con dos millones más de empleos.