El Correo

cuartos

Wawrinka frena a Del Potro y avanza a las semifinales del US Open

Del Potro (i) y Wawrinka se saludan tras su partido de cuartos en el US Open.
Del Potro (i) y Wawrinka se saludan tras su partido de cuartos en el US Open. / AFP
  • El suizo se jugará ante el japonés Nishikori un plaza en la final del último Grand Slam del año

El suizo Stan Wawrinka le cortó el paso a semifinales del Abierto de tenis de Estados Unidos al argentino Juan Martín Del Potro, al derrotarle en cuatro sets en las canchas de Flushing Meadows, Nueva York

Wawrinka aseguró su séptima semifinal de un torneo Grand Slam y segunda consecutiva de un US Open, tras ganar a Del Potro con parciales de 7-6 (7/5), 6-4, 3-6, 6-2 en un partido de tres horas y 13 minutos de duración.

El suizo se enfrentará el viernes, por el billete a la final, al japonés Kei Nishikori (N.6), que a primera hora sorprendió al número dos mundial, el escocés Andy Murray, por 1-6, 6-4, 4-6, 6-1, 7-5.

El milagroso regreso de Del Potro al circuito, después de dos años arrastrando lesiones recurrentes de sus muñecas, quedó cortado en cuartos de final, ronda que alcanzó por primera vez desde las semifinales de Wimbledon de 2013.

Con el partido ya casi decidido en el cuarto set, con Wawrinka delante por 5-2 y el saque en su mano, el público animó a Del Potro cantando en las tribunas el característico «¡olé, olé, olé» del fútbol y el argentino, emocionado, hizo un esfuerzo por aguantar los sollozos.

«Sólo estoy feliz de volver a jugar tenis. Hace apenas unos meses pensaba en retirarme y heme aquí, peleando por unas semifinales ante uno de los mejores jugadores del circuito», dijo Del Potro en la rueda de prensa posterior al partido.

Ambos tenistas empezaron tanteándose, esperando el menor fallo para dar el primer zarpazo. Del Potro levantó al público con su primer ‘break’ tempranero, pero Wawrinka recuperó terreno y así llegaron al 6-6, y de ahí al ‘tiebreak’.

En la minimanga, el suizo se adelantó 4-1, pero de nuevo ‘Delpo’ se acercó 7-5. Dos buenos reveses de Wawrinka le dieron el primer set.

Del Potro se superó en el segundo y, tras otra ruptura del saque del helvético, se lo embolsó por 6-4 en 54 minutos. Pero ya en el tercero y cuarto el cansancio y la falta de físico le pasaron factura.

«Físicamente no estaba para jugar un partido de cinco horas en cuartos de final de un Grand Slam. El balance que hago ahora es positivo», declaró el argentino.

La superioridad tenística de Wawrinka se notó en el mayor número de tiros ganadores que colocó, 53, por 28 Del Potro, y en que supo ganar los puntos de rotura importantes y defender los que podrían complicarle la vida.