El Correo

Motociclismo | MotoGP

Márquez lidera en Sepang pese a una gastroenteritis

Marc Márquez, durante los entrenamientos del GP de Malasia.
Marc Márquez, durante los entrenamientos del GP de Malasia. / Afp
  • Discreto arranque de Rins en Malasia, quien prefirió no arriesgar sus opciones para luchar por el campeonato de Moto2

Marc Márquez fue el más rápido en el arranque del Gran Premio de Malasia 2016. El más rápido por la mañana, en los primeros entrenamientos libres, la sesión que dejó la clasificación final de una jornada marcada por la irrupción de la lluvia justo en el inicio del primer libre de Moto2. Esto, unido a una tormenta nocturna y a los cambios en el asfalto del circuito de Sepang marcaron una jornada intrascendente desde el punto de vista deportivo.

Márquez fue el más rápido sin poder salir a pista en el segundo entrenamiento del día por las consecuencias de una gastroenteritis que se llevó a Malasia tras un evento promocional de Honda en Yakarta (Indonesia), a donde viajó después de la carrera de Australia. Desde el miércoles, el piloto de Cervera se había sentido indispuesto después de haber comido un plato local. Fue arrastrando el malestar hasta el viernes y que terminó provocándole una deshidratación que le dejó en fuera de juego en la tarde de la primera jornada. «Por la mañana ya no me encontraba muy bien, pero he podido salir a pista aunque no estaba al cien por cien», explicó el piloto a través del servicio de prensa de su escudería una vez que tuvo que abandonar el circuito después de bajarse de la moto. «Después del entrenamiento y del esfuerzo, me ha venido un bajón, porque la gastroenteritis también te deshidrata. Viendo además las condiciones de la pista, hemos decidido no salir. Mañana (sábado) intentaremos mejorar. Creo que me ha venido bien no salir a pista y reservarme para el sábado y sobre todo para el domingo», explicó el catalán

La jornada vespertina terminó siendo muy poco productiva. Los pilotos comenzaron rodando con neumáticos de lluvia y en los últimos quince minutos la clasificación empezó a cambiar minuto a minuto mientras la pista se secaba y se iban combinando diferentes estrategias con las ruedas. Héctor Barberá, Bradley Smith o Loris Baz -tercero, cuarto y quinto, respectivamente- decidieron usar los compuestos intermedios, que en teoría no son útiles para carrera, aunque Baz consiguió darles más de diez vueltas a un buen ritmo. Otros como Jack Miller y Cal Crutchlow se lanzaron a por los de seco, efectivos en el final de la sesión una vez que la pista ya estaba prácticamente seca -ocuparon las dos primeras posiciones, por ese orden-.

     

«Aquí siempre que ha llovido he sido muy competitivo», explicó Jorge Lorenzo, que por fin sintió buenas sensaciones en mojado, uno de sus puntos débiles en esta temporada, sólo superado por los problemas cuando la pista está en condiciones mixtas, algo que le genera una falta de confianza con los neumáticos Michelin. «Con el asfalto nuevo hay mucho más agarre, aunque siempre he notado que esta pista tiene agarre, así que no ha sido una sorpresa para mí sentirme bastante competitivo en agua». El nuevo asfalto de Sepang fue uno de los puntos importantes del arranque del gran premio, algo que satisfizo en especial a Lorenzo, que en Phillip Island se quejó amargamente de los problemas de agarre de esta segunda parte del año con la evolución de los Michelin. Aun así, el mallorquín sólo pudo clasificarse en la décima posición en seco, a ocho décimas de Márquez y a cuatro de su compañero de equipo, Valentino Rossi, que terminó quinto. Una clasificación en la que brillaron las Ducati -la noticia para la marca italiana fue el regreso de Andrea Iannone, que para evitar arriesgar su físico decidió, como Márquez, no salir en el segundo libre- y de nuevo las Suzuki, con Maverick Viñales segundo.

La jornada dejó también una extraña polémica periodística. La publicación suiza 'Speedweek' se descolgó con una información en la que daba por hecho una retirada prematura de la competición de Dani Pedrosa, ausente por lesión desde el Gran Premio de Japón, al que sustituiría Crutchlow en el equipo oficial de Honda patrocinado por Repsol. Un extremo desmentido con rotundidad por la marca japonesa, por el piloto británico y por el español, que usó Twitter para negar esta información. «Algunos periodistas han escrito que han oído rumores sobre retirarme. ¡Estas noticias no tienen fundamento y estaré de nuevo en pista!», escribió el catalán en la popular red social.

     

Mientras tanto, los pilotos de Moto2 se tantearon por primera vez de cara a un fin de semana crucial. Con Morbidelli como el más rápido, Zarco finalizó quinto a dos décimas del italiano, Luthi séptimo a seis. y Rins decimoséptimo a más de dos segundos del mejor tiempo. Un resultado al que el español no le dio una importancia especial y que achacó a su decisión de no arriesgar en un momento tan importante del año y en un día en el que los registros se quedaron lejos del récord de Moto2 en Sepang. También en un día en el que hubo que lamentar la lesión de Julito Simón, que con una lesión en dos vértebras tuvo que retirarse del gran premio para volver de forma anticipada a España.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate