El Correo
Fútbol

Los otros diamantes del Europeo

Renato Sanches, tras ganar la Eurocopa.

Renato Sanches, tras ganar la Eurocopa. / Afp

  • Al margen de los españoles, Donnarumma, Gnabry y Renato Sanches son algunas de las grandes promesas que se dan cita en Polonia

La selección española se presenta en el Europeo sub-21 de Polonia como la gran favorita a llevarse el título, con una gran camada de futbolistas que, recién terminada su etapa juvenil, ya despuntan en Primera División, en Liga de Campeones, e incluso en la selección absoluta. Eso sí, los pupilos de Albert Celades no son los únicos cracks del campeonato.

Gianluigi Donnarumma (Italia)

Debutó con 16 años en un gigante como el Milan desbancando a Diego López de la titularidad, y ahora que tiene 18 ya es considerado uno de los mejores porteros de Europa. Ronda los dos metros de altura y es un experto parando penaltis. Buffon le ha nombrado su heredero en Italia, con quien ya ha tenido minutos, y su nombre figura en la agenda de grandes clubes como Real Madrid y Juventus, atentos a su contrato, que finaliza en 2018.

Federico Bernardeschi (Italia)

Indiscutible en la Fiorentina y ya habitual en la absoluta de Gianpiero Ventura, este mediapunta está llamado a ser el 'diez' de Italia el próximo lustro. Zurdo y con capacidad de adaptarse a jugar en ambas bandas, esta temporada ha marcado quince goles y ha repartido cinco asistencias.

Serge Gnabry (Alemania)

El flamante fichaje del Bayern tiene el privilegio de haber debutado con la selección absoluta marcando un 'hat-trick' -ante San Marino, eso sí-. En los Juegos Olímpicos de Río ya dio muestras de su capacidad goleadora pese a jugar pegado a la banda anotando seis goles, y esta temporada en el Werder Bremen ha sumado once más.

Renato Sanches (Portugal)

Tras brillar en el Benfica, este todocampista se ganó un traspaso millonario el pasado verano al Bayern de Múnich. A las órdenes de Ancelotti no ha tenido apenas protagonismo y eso le ha costado un puesto en la absoluta que jugará la Confederaciones, pues sí que ganó la última Eurocopa. Su despliegue físico en el centro del campo le permite dominar a sus anchas en categoría sub-21.

Rubén Semedo (Portugal)

El último fichaje del Villarreal es un central llamado a ser el heredero de Pepe en Portugal. Igual que el exmadridista, Semedo es un zaguero alto, fuerte y sobre todo rápido, que impone su ley al cruce y defendiendo a campo abierto. Estuvo una temporada cedido en el Reus antes de brillar en el Sporting de Portugal, con quien ya jugó en el Bernabéu la pasada Champions.

Nathan Redmond (Inglaterra)

Fijo en la absoluta de Gareth Southgate, baja a la sub-21 para liderarla hacia el que sería su primer Europeo sub-21. Ya lo venía avisando en el Norwich y en el Southampton se ha destapado como el último exponente de la cantera de extremos inglesa. Aunque también se desenvuelve detrás del punta por su facilidad para marcar goles: este curso ha marcado siete y con el combinado sub-21 suma otros nueve.

Vaclav Cerny (República Checa)

Este extremo de 20 años comenzó a despuntar en 2016 de la mano de Frank de Boer en el Ajax, hasta el punto de hacerse con la titularidad en el tramo final de curso. Peter Bosz no ha confiado tanto en el, pero en Segunda ha marcado 15 goles que han aupado al filial 'ajacied' a la segunda posición. Volverá al primer equipo el próximo curso con su regate eléctrico y su terrible velocidad por bandera.

Uros Djurdjevic (Serbia)

Sus goles llevaron a Serbia a ganar el Europeo sub-19 en 2013 y fichó por el Vitesse. No cuajó en Holanda y el pasado verano regresó a casa para jugar en el Partizan, donde ha vuelto a ser un 'killer'. Sus 28 goles han valido doblete y los nueve que marcó en la fase de clasificación dieron a Serbia el billete a Polonia.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate