El Correo

selección española

España disfruta del gol tardío

Aduriz, tras marcar ante Macedonia.
Aduriz, tras marcar ante Macedonia. / Efe
  • La selección madura los partidos y los resuelve en la segunda mitad sin necesidad de su '9' titular

  • Aduriz hizo historia con su gol al entrar por Morata, delantero más utilizado de inicio, que sólo marcó cuando fue suplente

«Se han cerrado mucho. Había que abrir el marcador. Pensábamos que en la segunda parte bajarían la intensidad y lo hemos aprovechado». La frase es de Vitolo después de vencer a Macedonia, pero bien podría ser de cualquiera de sus compañeros, tras uno de los cinco partidos de la etapa de Julen Lopetegui. España maneja unos buenos registros goleadores en los partidos de la fase de clasificación, 15 tantos y curiosamente 13 de ellos llegaron ya en la segunda mitad. Curiosamente marcó en el minuto 55' en tres ocasiones: el 0-1 ante Italia y Albania y el 2-0 frente a Liechtenstein, que abrió el camino al 8-0 final.

Frente a Macedonia, se repitió la historia: más el balón que su rival (71%), efectividad de pase muy alta (91% de los 813 completados), pero le cuesta rematar hasta que el rival ya se desangra. «Al principio, el rival tiene más energía, más nervio. Hemos hecho una buena primera parte, quizás nos ha faltado más acierto. Y en la segunda, sí que hemos encontrado más claridad, más metros, ellos han dado un paso adelante», apunta el seleccionador. Los partidos «son difíciles porque se meten atrás. Desde el primer gol que marcamos fue mas fácil. Ya en la segunda parte les costó porque en el primer tiempo el ritmo fue alto», explica Silva, que ha marcado cuatro goles con el nuevo seleccionador, si bien dos fueron en el amistoso de Bélgica. «Me faltó marcar alguna de las oportunidades que tuve», se lamentaba el jugador del City.

Es otro canario, Vitolo, el pichichi del equipo en duelo oficial con tres dianas, todas en las segundas partes. «Nunca me he caracterizado por meter muchos goles», recuerda antes de aclarar por qué los rivales están fatigados en las rectas finales del encuentro. «El míster nos pide intensidad y el que pierde la pelota tiene que ser el primero en ir a recuperarla como un loco».

«La ilusión de un niño»

De ese trabajo se suelen aprovechar los futbolistas que entran desde el banquillo. Así ha sucedido con Álvaro Morata ante Liechtenstein, Nolito en Albania o Aritz Aduriz frente a Macedonia. Los puntas que acceden con el duelo comenzado están más acertados que los titulares. De hecho, el madridista, que se fue de Los Cármenes sin anotar y con un golpe, sólo ha marcado en León cuando entró supliendo a Diego Costa, único delantero capaz de marcar siendo titular. «Cuesta abrir la lata, no es fácil atacar cuando un equipo se mete atrás con tantos jugadores. Lo hemos podido hacer en la segunda parte», explicaba Aritz Aduriz.

El vasco se convirtió, con su tanto en Granada, en el goleador más veterano de la historia de la selección con 35 años y 275 días. «Es un orgullo poder estar aquí con esta edad, estoy disfrutando, satisfecho del trabajo. Estamos satisfechos, los tres puntos eran muy necesarios, tenemos un gran equipo. Faltaba gente importante pero los que están aquí tiene mucho nivel», recordó.

El punta vasco no para de pulverizar sus números respecto al curso anterior desde que entró en la treintena. Hizo 18 goles en la 13-14, 26 en la 14-15 y 36 en la temporada pasada. Una cifra que parece complicada de batir, pero ya acumula 10 tantos con el Athletic en apenas once semanas de competición. «Mi único objetivo es entrenar bien, estoy disfrutando del momento. A veces las cosas pueden salir mejor o peor, pero el esfuerzo siempre está ahí».

El propio Lopetegui le alaba y desvela parte de la clave de su éxito. «Juega con la ilusión de un niño», destacó el técnico antes de aclarar que en Londres «en un escenario inmejorable» no tiene previsto regalar minutos. «Iremos con la idea de hacer un buen partido y competir bien y ganar. Juegue quien juegue no será para dar oportunidades sino hacer un buen once», aclaró.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate