El Correo

Análisis

España sigue sin culminar el buen juego

Morata sustituye a Diego Costa.
Morata sustituye a Diego Costa. / EFE
  • Los datos confirman la superioridad de España pero no hay premio por el escaso acierto, más allá del ‘9’ elegido

«El equipo ha demostrado personalidad en un escenario exigente, eso tiene mucho mérito. Tenemos que aprender de estas situaciones y mejorar. No doy por bueno el empate ni me sabe a poco. Merecimos los tres puntos, fuimos superiores pero no rematamos a Italia que siempre tiene una vida de más», recordaba tras el partido en caliente el seleccionador español Julen Lopetegui. Tras una noche en la que la emoción por el partidazo en el Juventus Stadium dejó descansar poco al equipo en Turín, el empate seguía doliendo. Sobre todo, porque la estadística dejaba claro que España debería haberse llevado el triunfo. «Por cómo se había dado el partido, sobre todo la primera parte, tuvimos controlado el partido en todo momento. Es verdad que ellos metieron casi al final. Para mí es más perder dos puntos que el punto que conseguimos, que para la clasificación será importante ante un rival con mucha incidencia como Italia», reconocía Vitolo, goleador y que tuvo en sus botas la sentencia.

Los internacionales se lamentaron del punto en el hotel de concentración. Tras ver un resumen en vídeo, repasaron mentalmente el encuentro y las estadísticas confirmaron que el equipo fue superior a Italia, que mereció una victoria. El equipo sacó once saques de esquina más que Italia (13-2), chutó el doble y David de Gea no realizó ni una sola parada en todo el partido. Los transalpinos solo dispararon una vez entre los tres palos y fue en el gol de penalti.

«Hay que sacar conclusiones positivas del empate porque hemos hecho cosas buenas aunque faltó rematar. Hemos tenido ahí el 0-2, es un buen resultado. Pero podíamos haber logrado más», lamentaba Sergio Busquets justo al terminar el duelo de Turín. Es verdad que ahora España toca y toca, pero lo hace más rápido, ya que al diapasón del catalán se ha unido el constante Koke. El rojiblanco suma más pases que ningún otro futbolista europeo tras los dos primeros partidos de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. La Roja acertó el 94% de los 582 pases que realizó, más que el doble de los correctos de su oponente (286). En Turín transmitió que tenía el control, que era superior, pero le faltó acierto. Nada nuevo pese a que está vez se adornó menos en la frontal que en el pasado. «Es que con tanta calidad en el equipo eran capaces de meterse en la portería con él. Siempre digo que es fácil pasarte la pelota en tu campo, lo difícil es hacerlo en campo rival y la selección daba 25 o 30 toques casi en área rival. ¿Por qué iban a arriesgar chutando de fuera si podías meterla en la línea de gol? Quizá puedo aportar eso yo ahora pero Koke, Saúl, Isco, Juan (Mata) cuando viene, Nolito... Muchos también tienen un gran disparo y creo que mezclar ambas opciones es lo bueno», considera Ander Herrera.

No parece que sea cosa del nombre del delantero, un Diego Costa que tuvo buenos movimientos pero cayó en demasiadas batallas con los centrales rivales, parece algo más profundo que todo eso. Los números de sus puntas actuales no son tan escasos, después de que el punta del Chelsea, que este viernes cumplió 28 años y lo celebró con unos compañeros que le ovacionaron al saltar al olímpico turinés.

De hecho, Álvaro Morata ha marcado 7 goles en sus últimos 10 partidos con España en lo que va 2016. Es cierto que la selección no tiene un delantero desequilibrante que cuando los partidos se complican resuelva el asunto, algo que sí hacía David Villa en la época más dorada de España en 2008 y 2010, cuando fue pichichi de ambos torneos. El asturiano, ahora en el New York City, lleva 21 goles en 32 partidos y es pichichi de la MLS junto a Wright-Phillips, del otro equipo de los Red Bull. «Si me llama Lopetegui cojo el primer avión. No me sale renunciar a algo que me ha hecho tan feliz», comentó el ‘Guaje’ cuando supo que el seleccionador había respondido con mucho respeto a una pregunta sobre una posible convocatoria del veterano punta. «No cierro las puertas a nadie, estamos atentos a todos, pero siempre es más fácil tirar de jugadores que estén más cerca», explicó el técnico vasco.

Piqué, el ‘9’ inesperado

Llama la atención que el que más ocasiones dispuso frente a Gigi Buffon fue Gerard Piqué, como sucediese 102 días antes en el duelo de París. Entonces el portero frenó sus dos remates, ambos con el pie, mientras que en Turín el portero sólo detuvo uno de sus dos cabezazos, ya que el primero y más peligroso de España además de la opción marrada por Vitolo con 0-1 se marchó rozando el palo. «Entrenando yo soy mucho mejor (que Luis Suárez), en los partidos nadie puede competir con él. Es el mejor», decía el catalán cuando le preguntaban por su vocación ofensiva en los 500 encuentros que lleva como profesional, 84 de ellos como internacional absoluto español.

Mejoría sensible desde junio

Echando la vista atrás, 102 días exactamente, España ha mejorado mucho respecto a los octavos de final de la Eurocopa, cuando los italianos eliminaron a los españoles con toda justicia. Esta vez el equipo español de Lopetegui fue superior. Dispuso del 63% de la posesión (71% al descanso) ante un rival con corazón, orgullo y pocas ideas. Mereció la victoria aunque lo cierto es que tuvo que aprovechar un mala salida de Gianluigi Buffon para anotar.

Diego Costa persigue la pelota.

Diego Costa persigue la pelota. / EFE

En el seno del equipo se ve la botella medio llena desde la llegada de Lopetegui: dos victorias y un empate en tres partidos. En Albania se jugará el liderato del grupo. «Este tipo de partidos son los peligrosos; cuando no estás cien por cien concentrado te pueden dar el susto. Albania no tiene nombre de Italia pero sabemos que va a ser muy complicado y más fuera de casa. Lo que queremos es los tres puntos», recordó Nacho.

«No solo hicieron una buena Euro, sino que llegaron tras una gran fase de clasificación sin perder en el doble partido ante Portugal. Si el primer tiempo acaba 0-0 o incluso 0-1 ellos se agrandan y te complican el partido. Esto es una fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 y todo el mundo quiere estar», explicaba Ander Herrera.

España lleva 55 partidos clasificatorios para un Mundial sin caer, desde marzo de 1993, pero deberá mejorar su rendimiento ofensivo si quiere ganar en Shkoder, donde se disputa el duelo ante Albania debido a las obras que se están realizando en el estadio nacional de Tirana. El jueves se disputó en el Loro Boriçi, ante 16.000 espectadores, el duelo entre Kosovo y Croacia que finalizó con un set (0-6) para los visitantes aunque la noticia fueron los cánticos anti-serbios de ambas hinchadas. La razón de que se jugara en suelo albanés es que los campos kosovares no cumplen las exigencias internacionales. Habrá que ver el estado del césped el próximo domingo. «Albania no tiene ese nombre y por eso el míster hace tanto hincapié en salir enchufado porque aunque es otro rival nos va a poner las cosas difíciles, es complicado y más en su campo. Hay que salir mucho más motivado incluso que contra Italia», avisa Vitolo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate