El Correo

F.c barcelona

Leo niega la evidente ‘Messidependencia’

Messi, ante el Celtic.
Messi, ante el Celtic. / Afp
  • El crack argentino considera que el Barcelona es «el mejor equipo del mundo»

"Estoy en el Barça, el mejor equipo del mundo, y no depende de un solo jugador”, ha afirmado en un acto publicitario sin preguntas del ‘speaker’ sobre su renovación o el Clásico P. Ríos. Barcelona El día después de protagonizar otra exhibición futbolística en Glasgow, donde además se convirtió en goleador centenario contabilizando todas las competiciones internacionales, Leo Messi ha comparecido ante los medios de comunicación, con la lógica expectación que ello conlleva por las pocas veces que ha ocurrido en los últimos años. Curiosamente se ha acostumbrado hablar mucho menos como azulgrana que con la selección argentina pese a que en el Barça se le rinde lógica pleitesía y en la albiceleste se le discute de forma absurda periódicamente.

El acto, eso sí, fue comercial, la presentación de sus nuevas botas, y con un speaker encargado de no polemizar con sus preguntas pactadas. De todos modos, en un momento en el que el club azulgrana quiere renovar su contrato, que acaba en junio de 2018, cualquier mínima referencia a su futuro podría haber sido noticia. En la prensa inglesa ya se han publicado en los últimos días las ofensivas de Manchester City y Manchester United para contratarle pagándole lo que sea necesario aunque sus respectivos entrenadores, Pep Guardiola y Jose Mourinho, han coincidido en ponerse románticos futbolísticamente hablando para desear que el argentino acabe su carrera en el club en el que la comenzó: el FC Barcelona. A la hora de la verdad, ninguna declaración noticiable, aunque sí una frase a los que los culés se agarrarán: “Estoy en el mejor club del mundo”

Ciertamente no se puede concebir un Barça sin Messi ya no solo en el futuro, sino en el presente. La demostración es lo sucedido ante el Málaga (0-0) y el Celtic (0-2) con apenas cuatro días de diferencia. El equipo azulgrana, sin el ‘10’ por un virus estomacal, no tuvo ideas ni pegada en el choque liguero, mientras que en el europeo, ya con Leo, fue otro en todos los sentidos. Lo curioso es que Messi, en tierras escocesas, fue la batuta y el brazo ejecutor en otra actuación antológica al nivel de la segunda parte disputada ante el Sevilla hace tres semanas. Crea y remata. Su liderazgo en el juego es total y hasta Luis Enrique no tiene más remedio que confesar que “es ingenuo preguntar si se nota cuando no juega, tratándose del mejor del mundo es imposible que no se note, aunque trabajamos otras cosas para intentar compensarlo”. El argentino habló de ello: “¿Messidependencia? No me halaga ni me preocupa. Sé que no la hay. Estoy en el mejor equipo del mundo, no depende solo de un jugador”

Adidas rodeó a Messi de sus cinco Balones de Oro en el acto, una buena forma de reclamar ese sexto premio por su calidad sin parangón, aunque los expertos en la materia le otorgan ya el premio a Cristiano Ronaldo más por sus conquistas que por su juego en los partidos decisivos: ha ganado la Champions League con el Real Madrid y la Eurocopa con Portugal. Leo habló en el acto de su buen partido ante el Celtic: “Estoy muy contento por el partido que hicimos y por la clasificación. No es la primera vez que jugaba en Glasgow, lo conocía”.

El Barça necesita ahora a Messi para acabar con el gafe del campo maldito, Anoeta. El equipo azulgrana quiere la victoria contra la Real Socidad para afrontar el Clásico ante el Real Madrid sin la sensación de jugarse ya la Liga. El ‘10’ sabe lo que le espera: “Anoeta es un partido muy complicado por el equipo que tiene la Real, está ahí arriba. Hace años que no ganamos allí. Será duro”.

Y como era de esperar, pese a las expectativas, ni una pregunta del presentador sobre su renovación ni sobre el Clásico. A cambio, una reflexión sobre la vida: “Hay muchos momentos importantes en la vida y obviamente no todo pasa solo por ganar o perder. Nos ponemos muchos objetivos en el año pero no por no conseguirlos hay que dejar de disfrutar de las cosas en la vida”. Otras sobre el fútbol en general: “Lo más importante en el fútbol de hoy en día es el orden. Tener un equipo ordenado, corto, que sepa lo que debe hacer. Las cosas complicadas se consiguen con un equipo bueno y trabajado”. Y una última sobre el motivo de su nueva imagen esta temporada, con barba y pelo teñido de rubio: “Quería hacer un cambio, empezar de cero con el nuevo año tras la final de la Copa América que perdimos por penales”. Las preguntas de actualidad, para la presentación de sus próximas botas…

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate