El Correo

VIOLENCIa

El padre del menor que lanzó la botella en Mestalla pide perdón

Messi se dirige a la grada de Mestalla, con Neymar y Suárez en el suelo.
Messi se dirige a la grada de Mestalla, con Neymar y Suárez en el suelo. / AFP
  • El agresor, de 17 años, también se disculpa y acusa a Neymar de provocación: «Vi cómo nos insultó»

El padre del menor que lanzó el sábado en Mestalla una botella de plástico con agua a los jugadores del Barcelona que celebraban el gol de penalti de Messi que dio la victoria a los azulgrana acudió este martes a las oficinas del Valencia para pedir perdón por el comportamiento de su hijo. El agresor, de 17 años, también ha pedido disculpas públicamente al Valencia y al Barcelona, a través de una carta enviada a Valencia Radio en la que muestra su arrepentimiento, a la vez que acusa a Neymar de provocación.

«Desde el momento que lancé la botella, supe el grave error que cometí. Pero también vi cómo Neymar nos insultó y nos provocó a todos los aficionados del Valencia que habíamos estado gritando por nuestro equipo hasta el último suspiro. Una botella, que a pesar de estar prácticamente vacía, bastó para que no sólo uno, sino hasta cinco jugadores, fingieran el contacto. Pero bueno, lo que más mal me sabe es que yo amo al Valencia por delante de todo lo demás y sé que en este acto no se representa a la gran afición del Valencia, ni mucho menos nuestros valores. Para finalizar, pido perdón al Barcelona y, sobre todo, al equipo de mi vida», asegura en su misiva el autor del lanzamiento de la botella, localizado e identificado el lunes por el club de la capital del Turia.

El Valencia, según anunció este martes el diario Las Provincias, estudia la expulsión de por vida de Mestalla del joven aficionado que, ubicado en la zona de la Curva Nord, reaccionó al festejo de los futbolistas del Barça con un botellazo dirigido a los futbolistas azulgrana que celebraban el 2-3. Tras el gol de penalti marcado por Messi las cámaras de televisión reflejan que, mientras Neymar abrazaba a sus compañeros, dijo a la grada: «A tomar por culo». Después de que el grupo de jugadores azulgrana fuese alcanzado por la botella y Messi viese en el suelo a Neymar y a Luis Suárez, el delantero argentino gritó a la afición valencianista: «La concha de sus madres, hijos de puta».

En el apartado de público, el árbitro del partido, Undiano Mallenco, reflejó en el acta que «en el minuto 89 estando el juego detenido y cuando los jugadores del FC Barcelona celebraban un gol anotado por su equipo, fueron lanzadas desde uno de los fondos del estadio varias botellas, impactando una de ellas en el jugador número 11 del FC Barcelona (Neymar)». «Dicho jugador pudo continuar el encuentro sin necesidad de ser atendido», destacó el colegiado navarro.

La actitud de Neymar fue criticada el lunes por el presidente de LaLiga, Javier Tebas. «Lo más grave es el botellazo, pero la conducta de los jugadores no es la que a mí me gustaría. Siempre he reprochado la provocación dentro y fuera del campo, tanto a compañeros como a la grada. No me gustó», lamentó el máximo dirigente de la patronal de clubes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate