El Correo

ANÁLISIS

Isco, el último de la fila para Zidane

Isco durante un partido.
Isco durante un partido. / AFP
  • Por detrás de Asensio, Kovacic y James en las rotaciones de centrocampistas, el malagueño puede estrenarse ante el Eibar como titular en esta Liga

  • Sólo el delantero canterano Mariano, el lateral Coentrao, hasta ahora lesionado, y los porteros Keylor Navas y Rubén Yáñez han sido utilizados menos que él

El malagueño Isco Alarcón, que seguramente este domingo ante el Eibar dispute su primer encuentro como titular en Liga, recibió un gran empujón anímico al conocer que Julen Lopetegui le convocó este viernes para los próximos choques de la selección española en Italia y Albania. Está entre los elegidos a pesar de que esta temporada se ha convertido en el último de la fila para Zinedine Zidane en el Real Madrid, dónde sólo ha jugado 55 minutos en Liga y 121 en total, contando también la Champions, donde aún no se ha estrenado, y la Supercopa de Europa. Sólo Mariano, delantero canterano, el lateral Fabio Coentrao, que ha estado lesionado, y los porteros Keylor Navas y Rubén Yáñez han participado menos que él.

En un curso en el que el técnico francés ha optado por repartir minutos entre casi toda la plantilla, Isco ha quedado relegado al banquillo, e incluso a la grada, y es la séptima opción para 'Zizou' en el centro del campo. Tanto es así que no es titular desde la Supercopa del 9 de agosto en Cardiff ante el Sevilla, un partido para el que Toni Kroos no viajó porque apenas llevaba dos entrenamientos y Modric y James aún no estaban en condiciones de competir en plenitud porque comenzaron más tarde la pretemporada.

En un once en el que Casemiro, hasta su lesión, Kroos y Modric son fijos para el técnico, ni siquiera las rotaciones y los problemas físicos del brasileño le han abierto las puertas a Isco. Pierde la carrera con Marco Asensio, titular en cinco partidos esta campaña, el croata Mateo Kovacic, desde el inicio en cuatro ocasiones, y el discutido colombiano James Rodríguez, titular en tres encuentros, el último en Dortmund.

Es cierto que Isco fue baja por un esguince de tobillo en los choques ante Celta y Osasuna, pero ha estado a disposición del técnico en siete encuentros y sólo disfrutó desde el principio ante el Sevilla. Incluso se quedó sin jugar en tres choques: no fue convocado contra el Sporting, mientras que ante Villarreal y Borussia permaneció todo el tiempo en el banquillo. En el torneo de la regularidad, actuó apenas 20 minutos ante la Real Sociedad, menos de media hora frente al Espanyol y los últimos 10 minutos en Las Palmas, que empató con el malagueño en el campo.

Fichado en el verano de 2013 por 30 millones, procedente del Málaga, Isco ha alternado etapas en las que se ha sentido protagonista con otras en las que se ha visto como un complemento. Desde el entorno del presidente blanco, Florentino Pérez, se le comparó incluso con el primer Zidane, ya que en 2012 fue galardonado con el Golden Boy, considerado el Balón de Oro entre los futbolistas menores de 21 años, y un año más tarde el Trofeo Bravo le reconocía como mejor jugador joven europeo. Además, fue pieza clave en la selección española sub-21 que, dirigida por Julen Lopetegui, conquistó la Eurocopa en 2013.

Durante el ejercicio pasado, hasta final de año con Rafa Benítez y desde enero con Zidane, Isco firmó un desempeño aceptable, aunque tampoco explotó como apuntaba. Jugó en 31 partidos de Liga, de ellos 21 como titular, ocho completos y 10 de suplente, para un total de 1823 minutos, superado por una decena de jugadores en la plantilla: Danilo, Benzema, Kroos, Modric, Marcelo, Varane, Pepe, Ramos, Cristiano y Keylos Navas.

Tentado desde Italia e Inglaterra

Sin embargo, su carrera se está frenando después de un verano agitado en el que el Real Madrid les puso tanto a él como a James en el escaparate, debido al exceso de centrocampistas. Si al final se frenó cualquier operación de traspaso fue porque las ofertas no eran suculentas y por el temor, luego confirmado, de que la FIFA prohibiese al club blanco fichar en las dos próximas ventanas del mercado.

Los representantes de Isco hablaron con diferentes clubes. El primero que se interesó más en serio fue la Juventus, tras asumir que la opción de James era prohibitiva porque el Madrid quería recuperar los 80 millones que le costó el 'cafetero'. También el Milan preguntó por Isco, aunque ningún club con tanta insistencia como el Tottenham. El técnico argentino de los 'Spurs', Mauricio Pochettino, se informó sobre lo que rodea a Isco y trató de persuadirle sobre lo bien que estaría en Londres y en su equipo. A Isco, que también estuvo cerca de volver al Málaga, le atrae más la Premier que el Scudetto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate