El Correo

análisis

Un Barça revitalizado antes de recibir al Atlético

Lionel Messi (izq), durante el partido contra el Leganés.
Lionel Messi (izq), durante el partido contra el Leganés. / AFP
  • El equipo azulgrana vuelve a ser camaleónico y también exhibe fútbol directo frente al juego de posesión y toque

Tras el tropiezo ante el Alavés en el Camp Nou (1-2), el Barça ha reaccionado con 12 goles en dos partidos, 7-0 al Celtic en la Liga de Campeones y 1-5 en Leganés en el regreso a la Liga. Lo ha hecho, además, con dos estilos muy distintos: dominando con posesión, toque y un 4-3-3 habitual en Europa frente al fútbol directo con un original 3-4-3 en Butarque. Seguro que frente al Atlético, que visita al equipo azulgrana el miércoles, volverá la primera versión, pero los rivales ya están avisados. El equipo azulgrana vuelve a ser camaleónico.

Será un choque de trenes, porque el conjunto rojiblanco ya ha recuperado la solvencia tras sus dudas iniciales esta temporada en forma de empates ante Alavés y Leganés. Lo confirma el 0-4 en Vigo, el 0-1 al Brujas y el 5-0 al Sporting. Tres triunfos sin encajar goles.

Aunque el Barça también goleó 6-2 al Betis en la primera jornada sin Neymar, los dos últimos partidos coinciden con la participación del tridente desde el inicio. Cuando Messi, Luis Suárez y el brasileño conectan y tienen espacios, son imparables. Y por lo visto en Leganés, están muy motivados y mantienen un compañerismo inusual para el potente ego que tiene cada uno de forma individual.

Luis Enrique podrá alinear a su equipo de gala contra el conjunto de Simeone, aunque todavía no queda claro si en ese once está Mascherano e incluso Iniesta. Analizando sus decisiones frente al Leganés, los dos que no jugaron ni un minuto, el suplente Sergi Roberto y el descartado Sergio Busquets, tienen la titularidad asegurada en el lateral derecho y el mediocentro, al igual que Rakitic y Luis Suárez, que descansaron media hora con el partido decidido.

Ter Stegen, Piqué, Alba, Messi y Neymar también repetirán, por lo que la duda es saber si Umtiti ya ha pasado por delante de Mascherano, el más flojo el sábado en Butarque, y si Iniesta ya tiene el ritmo por encima de André Gomes, que tampoco jugó en Leganés pese a su buen partido contra el Celtic.

Luis Enrique afirma que está orgulloso de la actitud de sus jugadores antes de un partido en el que ese será un factor clave.