El Correo

Fútbol | CHampions

Detenidos tres hinchas del Legia de Varsovia por destrozos en un bar en Madrid

Varios aficionados del Legia caminan escoltados por policías.
Varios aficionados del Legia caminan escoltados por policías. / EFE
  • Intentaron llevarse la caja registradora del establecimiento y hubo varios conatos de agresión a camareras

La Policía Nacional ha detenido esta madrugada a tres hinchas del Legia de Varsovia por causar destrozos en un bar ubicado en la calle Illescas, en el distrito madrileño de Latina, con intentos de agresión a varias camareras del establecimiento según han confirmado a Europa Press fuentes de Delegación del Gobierno.

Según las mismas fuentes, los detenidos son tres varones de 31, 33 y 34 años de edad y los hechos ocurrieron sobre las 3.50 horas de la madrugada de este martes.

Según las primeras pesquisas, los aficionados del Legia arrestados se dedicaron a molestar, insultar e increpar a los clientes de este establecimiento y tuvieron varios encontronazos con las camareras del bar. Todos ellos consumieron una gran cantidad de alcohol en el local.

Entre los incidentes, uno de los hinchas del Legia trató de llevarse la caja registradora del establecimiento y ante la oposición de una de las camareras, le lanzó un taburete del local.

Además, a otra camarera le quitó un teléfono móvil y cuando ésta trató de recuperarlo, le lanzó un cabezazo. De hecho, en el cacheo policial que se practicó tras la detención, se comprobó que el detenido portaba ese teléfono móvil.

Dispositivo de seguridad

Precisamente para el partido de Champions League entre el Real Madrid y el Legia Varsovia de este martes en el estadio Santiago Bernabéu se ha configurado un dispositivo que estará compuesto de cerca de 2.000 efectivos.

Según informó Delegación de Gobierno, se trata de un encuentro considerado de alto riesgo y, por ello, se reforzará la seguridad por lo que se recomienda a los espectadores que acudan con antelación al campo.

Para la confección del dispositivo, se ha tenido en cuenta, que de las 4.000 entradas que dispone el equipo de Varsovia, cerca de 3.500 aficionados acudirán al encuentro. A ello, hay que sumar la capacidad del estadio Santiago Bernabéu que puede albergar a 81.044 espectadores.

Por ello, cerca de 2.000 efectivos velarán para que el encuentro se desarrolle con total normalidad y se refuerce la seguridad tanto dentro como fuera del estadio.

Participaran en este dispositivo la Brigada Móvil, de Caballería, Unidades de Intervención Policial (UIP), Guías Caninos, Subsuelo y de la Oficina Nacional del Deporte de la Policía Nacional, así como Policía Municipal, Samur, Cruz Roja y vigilantes y auxiliares de seguridad del Club Real Madrid.

El dispositivo estará desplegado en torno al estadio, así como en las zonas próximas al recinto. Por ello, se recomienda acudir al campo con tiempo suficiente para poder pasar los controles de seguridad y entrar antes de que comience el partido.

Además de los efectivos de seguridad habituales en este tipo de encuentros, se ha reforzado el dispositivo, teniendo en cuenta los antecedentes de los ultras del equipo visitante. De hecho, el partido de vuelta el próximo 2 de noviembre, se celebrará a puerta cerrada por decisión del Comité de Ética y Disciplina de la UEFA.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate