El Correo
Fútbol

Alemania demuestra su poderío y cantera al mundo

Alemania celebra el título. / Efe

  • Chile también salió reforzada mientras que el VAR volvió a sembrar dudas, así como la infraestructura de un torneo que podría desaparecer

La Alemania vencedora a pesar de no contar con sus estrellas, y la finalista Chile han seducido en una Copa de las Confederaciones marcada por el terremoto informativo creado por Cristiano Ronaldo y por la aparición en un gran torneo del videoarbitraje, que no resultó del gusto de todos. «Seguramente no me pondré triste si no se celebra en 2021», dijo Joachim Löw al dar hla lista de convocados para este torneo internacional, donde los 'Teutones' participaban como campeón mundial. El seleccionador alemán, que desde 2008 siempre ha llevado al menos a su selección hasta semifinales, puso en escena un equipo B con sólo tres de los vigentes campeones del mundo en 2014 (Julian Draxler, Matthias Ginter y Shkodran Mustafi) y la media de edad más baja del torneo (24 años y cuatro meses), para así dar descanso a los titulares habituales y una oportunidad para los jóvenes meritorios. Eso despobló la selección sub-21 que participó en Polonia.

La apuesta le salió bien al técnico germano, que vuelve con el trofeo en brazos y regado por el champán que le rociaron sus pupilos por el cuerpo durante la rueda de prensa. La Mannschaft conquistó su primera Confederaciones y Löw salió reforzado.... ya que la sub-21 de Stefan Kuntz se impuso en la final a España, la misma que sirvió de modelo de cambio a Low después de que en 2008 (en la final de Viena) y 2010 (en Durban) el conjunto español le apartase de la gloria. «Alemania sigue siendo el mejor equipo del mundo. El hecho de que haya sido este joven equipo el que lo ha logrado representa algo histórico y único para Alemania», se felicitó.

Revelaciones alemanas

Draxler recibió el Balón de Oro de manos de Maradona, y sucede así a Neymar. El capitán realizó una «muy buena actuación, no sólo en el plano deportivo, sino en todos los demás», le alabó Löw. Werner, Goretzka y Stindl finalizaron como máximos realizadores, con 3 dianas cada uno. Werner recibió el Balón de Oro de manos del brasileño Ronaldo por sus dos asistencias, y se postula como sucesor natural de Miroslav Klose, que dejó un hueco al retirarse que no ha encontrado todavía un sustituto afianzado. Goretzka hizo valer su polivalencia y sus cualidades para la recuperación y la distribución del balón. Stindl anotó el gol en la final. Convocado a una edad tardía (28 años), ha sabido aprovechar su oportunidad.

Bravo Chile y poco Cristiano

Chile fue dominador en la final y propuso sin dudo el fútbol más vistoso del torneo. «Mostramos un corazón muy grande para defender nuestra propuesta. Estamos orgullosos de que el pueblo chileno pueda disfrutar de esto y queremos seguir haciendo historia. Estamos muy contentos, muy felices e ilusionados con lo que viene», dijo Pizzi.

Vigentes doble campeones de la Copa América, dos fueron los más destacados en 'La Roja' en Rusia: Claudio Bravo, Guante de Oro, eliminó él solo a Portugal en semifinales deteniendo tres penales, y Arturo Vidal, autor del primer gol chileno en el torneo, quien desplegó un juego avasallador en el medio del campo.

Alemania demuestra su poderío y cantera al mundo
Alexis, ante Alemania. / Efe

Por su parte, Cristiano Ronaldo se quedó con ganas de más. Su primera fase fue correcta, decisivo en cada partido (dos goles y una asistencia) a pesar de la tormenta mediática y judicial, por la noticia publicada en un periódico luso de su deseo de abandonar el Real Madrid, y sus problemas con el fisco español. Pero después el cuatro veces ganador del Balón de Oro no brilló en semifinales y se perdió el partido por el tercer puesto debido a su reciente paternidad.

Videoarbitraje polémico

«Se evitaron grandes errores», subrayó Gianni Infantino, presidente de la FIFA, haciendo un balance positivo del VAR. No tuvo lugar ningún gran escándalo en torno al nuevo sistema de videoarbitraje (VAR), pero sí se dieron episodios confusos, como la tarjeta roja mostrada al jugador equivocado en el Alemania- Camerún. Y qué decir de las emociones frustradas cuando se anula un gol que los jugadores ya habían celebrado. En la final, por ejemplo, se paró para analizar una acción entre Jara y Wegner que era una agresión clarísima del chileno pero se quedó en una amarilla.

La otra decepción del torneo fue Rusia, país anfitrión y única selección de las presentes que no acudió en calidad de campeona, sólo superó a la modesta Nueva Zelanda (2-0). Aunque perdió por la mínima ante Portugal y México (1-0 y 2-1), no salió reforzada de cara al Mundial que albergará en un año.

México dejó una sensación agridulce. El seleccionador colombiano de México buscaba el «salto cualitativo», pero su equipo siempre fue por detrás en el marcador, y cayó humillada ante Alemania (4-1) antes de quedar a pies del podio. Sus continuas rotaciones han generado críticas en México. Juan Carlos Osorio fue además noticia por unas palabras violentas dirigidas a un responsable neozelandés y por haber reclamado de manera excesivamente vehemente el VAR a un árbitro en la final de consolación.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate