El Correo

francia

Mónaco y el reto de marcar una época

Los jugadores del Mónaco celebran un gol esta temporada.
Los jugadores del Mónaco celebran un gol esta temporada. / AFP
  • El equipo que dirige Leonardo Jardim ya es virtualmente campeón de la Ligue 1, y ya trabaja en la planificación de la próxima temporada

El título de campeón del fútbol francés ya está virtualmente en las manos del Mónaco, que aspira ahora a marcar una época intentando consolidarse el próximo curso como locomotora de la Ligue 1 sin traicionar su modelo económico.

En junio de 2015, el entrenador Leonardo Jardim renovó hasta 2019, con una importante mejora económica. Al final de la pasada temporada, su futuro parecía en el aire, pero el millonario jefe del Mónaco, Dmitry Rybololev, prefirió no despedirle, con lo que se ahorró los 7,5 millones de euros por los años que le quedaban de contrato. Jardim, un técnico pragmático, sí que ha convencido esta temporada. Su éxito de resultados, la calidad del juego, su capacidad de impulsar a los jóvenes talentos y sus 42 años hacen que sea un entrenador de moda, uno de los más cotizados de Europa. El entrenador portugués sabe que el Mónaco es un perfecto laboratorio. Vadim Vasilyev, vicepresidente del Mónaco, ha afirmado que el club quiere que continúe, pero para ello la oferta debe ser muy buena.

El Mónaco está ya pensando en el mercado para la próxima temporada. Después de su ofensiva en los de 2012 y 2013, el club tuvo que cambiar su estrategia de inversiones para adecuarse a las normas del 'fair play' financiero impuesto en Europa. En el inicio de la 2014-2015, el colombiano James Rodríguez se fue al Real Madrid por 80 millones de euros y su compatriota Radamel Falcao fue cedido al Mánchester United. En la preparación de la 2015-2016, Yannick Carrasco y Geoffrey Kondogbia se fueron, igual que otros talentos como Anthony Martial, lo que terminó pasando factura esa temporada. El gran error se evitó en 2016: el Mónaco gastó 40 millones de euros para su defensa (Kamil Glik, Djibril Sidibé, Benjamin Mendy), a la vez que volvieron al plantel Valère Germain y Falcao. Marcel Tisserand, Jessy Pi e Ivan Cavaleiro fueron vendidos (18 millones de euros), mientras que las salidas de Ricardo Carvalho, Jeremy Toulalan, Fabio Coentrao y Vagner Love aligeraron la masa salarial.

El recorrido europeo de la campaña 2016-2017, con el Mónaco semifinalista de la Liga de Campeones, aportará unos 65 millones de euros y el título nacional supondrá 40 millones más. Una cláusula del traspaso de Martial añadirá unos 10 millones de euros, así que el Mónaco no tendrá necesidad de vender, pese a que ello parezca parte de su ADN. Según Vasilyev, nadie es intransferible, pero el principal objetivo es conservar a Kylian Mbappé, ya valorado en 95 millones de euros y por el que se interesan varios gigantes, especialmente el Real Madrid. El joven talento francés podría hacer las maletas en un traspaso millonario, pero también hay quien apunta que podría renovar por una temporada. Otras piezas clave como Falcao, que habría rechazado los cantos de sirena del fútbol chino, y Moutinho podrían quedarse. Ambos tienen contrato hasta 2018.

El Mónaco está en posición de negociar. De los jugadores de su plantel podrían salir Fabinho (Mánchester City o un club italiano), Benjamin Mendy (Inglaterra), Bernardo Silva (Mánchester United o Barcelona) y Tiemoué Bakayoko (Chelsea). Esos cuatro podrían aportar a las arcas monegascas más de 150 millones de euros, rentabilizando los 50 millones de euros que costaron entre todos. Las redes del director deportivo español Antonio Cordón, fichado al Villarreal, dan sus frutos. Tras las llegadas en enero del defensa brasileño Jorge (21 años, Flamengo, 8 millones de euros) y del volante belga Francesco Antonucci (17 años, Ajax Amsterdam, 3 millones de euros), el Mónaco seguirá fichando jóvenes perlas. Así, el diamante belga Youri Tielemans (Anderlecht, 20 años) se uniría al club por 5 años en un traspaso estimado en 25 millones de euros por fuentes próximas a la operación, aunque el jugador desmiente el fichaje por ahora. Entre otros nombres que suenan para reforzar al equipo monegasco destaca el de Jordi Mboula (19 años, Barcelona), un joven extremo español de gran proyección. ¿Será capaz el Mónaco de sentar las bases de un proyecto de continuidad o su éxito de esta temporada habrá sido únicamente puntual?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate