El Correo

holanda

El Feyenoord, un campeón de otro siglo

Los jugadores del Feyenoord celebran el título.
Los jugadores del Feyenoord celebran el título. / EFE
  • El equipo dirigido por Gio van Bronckhorst gana su primera Eredivisie desde 1999 y rompe la hegemonía PSV-Ajax

Hubo un tiempo, algunos lo recordarán, en que el Feyenoord y el Ajax eran los dos grandes clubes de Holanda. No en vano el conjunto de Róterdam, representante de la clase obrera, fue el primer holandés en ganar la Copa de Europa, allá por 1970. Luego llegaría el turno de Johan Cruyff y compañía; y en la década de los ochenta, el momento del cambio: el dinero de la Philips comenzó a hacerse valer en el PSV, que a golpe de talonario ocupó el lugar de los 'rotterdamers' en una bicefalia que se extiende hasta la actualidad.

Sin embargo, y por primera vez en el siglo XXI, el tercero en discordia ha vuelto a asomar la cabeza en una élite que le corresponde por historia. De la mano de Gio van Bronckhorst, otrora capitán y ahora entrenador, el Feyenoord ha ganado la Eredivisie. Una Liga que se le escapaba desde 1999, y que en estos 17 años se han repartido PSV (nueve títulos) y Ajax (seis), con dos escarceos de AZ Alkmaar y Twente (uno cada uno). Pero, ¿por qué la 'ensaladera' sí ha ido a parar a Róterdam esta temporada?

Gio recuperó la confianza

Tras casi una década de sequía, el Feyenoord levantó la KNVB Beker (la Copa) la pasada campaña, con Van Bronckhorst en el banquillo. En el anterior título del club, el ex del Barcelona era capitán. La victoria sobre el Utrech en la final copera -y el haber dejado en el camino al archirrival Ajax- fue un impulso de confianza para los de Róterdam, que ya comenzaron la 2016-17 con la mente puesta en la Eredivisie.

La base, intocable

A contracorriente de la tendencia en Holanda, nadie abandonó el barco del Feyenoord el pasado verano. Las mejores piezas apostaron por la continuidad del proyecto, y esa ausencia de un periodo de ensamblaje permitió al equipo de Van Bronckhorts situarse en el primer puesto de la tabla desde la jornada inaugural.

Un paso al frente en el mediocampo

Dos habituales que fueron de menos a más ya la temporada pasada como Toornstra y Vilhena se han convertido en dos titanes en el centro del campo. El primero se ha destapado como llegador marcando 14 goles y repartiendo otras 10 asistencias en la Eredivisie; mientras que el canterano del Feyenoord ha pasado de tener un pie fuera del club a entrar incluso en los planes de la selección holandesa.

Fichajes de primer nivel

El pasado verano, el equipo de Róterdam se reforzó como debe hacerlo un candidato al título: fichando jugadores diferenciales por encima del nivel de la liga. Así, el delantero Nicolai Jörgensen y el extremo Steven Berghuis aterrizaron en De Kuip. El '9' danés, que apenas costó 3,5 millones de euros, se ha ido hasta los 21 goles y 13 asistencias que le han convertido en 'pichichi' de la Eredivisie. El holandés, por su parte, ha marcado siete tantos que han influido directamente en 10 puntos para su equipo (tres victorias y un empate).

La influencia de Kuyt

Una leyenda del Feyenoord como Dirk Kuyt decidió volver a casa la temporada pasada y lideró al equipo hacia el título de Copa y la tercera plaza liguera con 23 goles entre ambas competiciones. Este curso ha perdido protagonismo en las alineaciones de Van Bronckhorst con la llegada de Berghuis y la irrupción de Toornstra, pero aun así ha marcado 12 dianas en Liga, incluyendo un 'hat-trick' en la última y decisiva jornada ante el Heracles.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate