El Correo

investigación

Beckenbauer, acusado de recibir 5,5 millones de euros por trabajo de 'voluntario'

Beckenbauer (i), en una conferencia de prensa.
Beckenbauer (i), en una conferencia de prensa. / AFP
  • Los abogados del 'Kaiser' afirman que el dinero fue correctamente declarado en Austria, su lugar de residencia

Franz Beckenbauer, que había afirmado siempre haber trabajado gratuitamente como presidente del Comité de Organización del Mundial 2006 en Alemania, habría recibido en realidad 5,5 millones de euros, que habría intentado disimular al fisco, afirmó este miércoles el semanario Der Spiegel, una acusación que fue contestada por los abogados del 'Kaiser'.

Según el Spiegel, el exjugador de la selección alemana y del Bayern Múnich habría además intentado disimular esta suma al fisco. Este caso no tendría sin embargo nada que ver con las otras investigaciones abiertas contra Beckenbauer en el marco de la organización del Mundial 2006, pero ensombrece un poco más la imagen de un personaje emblemático del fútbol alemán.

Los abogados de Beckenbauer presentaron este miércoles por la mañana su versión afirmando, por una parte, que las sumas percibidas correspondían a una actividad privada con uno de los patrocinadores del Mundial, y por otra parte que el dinero había sido correctamente declarado al fisco de Austria, su país de residencia.

La información provocó el enfado este miércoles del presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, que acusó al 'Kaiser' Beckenbauer, de 71 años, y a los organizadores del Mundial 2006 de haber mentido y engañado a la opinión pública.

Según el sitio internet del Spiegel, el dinero fue tomado de una donación de 12 millones de euros hecha por uno de los patrocinadores del evento, la sociedad de apuestas Oddset, a la que Beckenbauer había prestado su imagen para publicidad. Esa es la explicación de los abogados para rechazar toda manipulación inmoral. Según ellos, se trata de un pago por una prestación publicitaria, y no por el trabajo de organización del Mundial. El expresidente de la DFB, Theo Zwanziger, también salió en auxilio de Beckenbauer: "Todo está en orden. Ese pago no era una remuneración por el trabajo de Beckenbauer al Comité de organización", dijo.

Reinhard Grindel, actual presidente de la DFB, no se mostró de acuerdo: "Sabíamos que Franz Beckenbauer había trabajado para Oddset en el marco del Mundial. Pero no sabíamos hasta ahora que había recibido una suma de 5,5 millones tomada del presupuesto de la organización del Mundial 2006. Evidentemente, no podemos decir en estas condiciones que trabajó de forma gratuita para el Comité de organización", declaró el patrón de la DFB en un comunicado desde Atenas, donde asistía al congreso de la UEFA.

Respecto a las acusaciones de fraude fiscal, los abogados de Beckenbauer afirman que el dinero fue correctamente declarado en Austria, pero que el fisco alemán pidió a la DFB el impuesto por pago a un residente fiscal extranjero. Fue esa suma la que Beckenbauer pagó personalmente a la DFB, lo que confirmaba el artículo del Spiegel.

En procesos completamente separados, la justicia suiza y la FIFA realizaron investigaciones sobre posibles actos de corrupción en el momento de la atribución del Mundial 2006 para obtener un voto favorable para Alemania. La candidatura alemana ganó por poco, por 12 votos a 11, sobre Sudáfrica. Franz Beckenbauer es investigado por sospechas de compro de votos.