Un duelo histórico para abrir la nueva era de la Euroliga

Llull bota el balón en un duelo disputado la pasada temporada en el Pireo ante el Olympiacos. /
Llull bota el balón en un duelo disputado la pasada temporada en el Pireo ante el Olympiacos.

Real Madrid y Olympiacos reeditan hoy el partido que ya protagonizaron hace 16 años, con el nacimiento de la liga europea

EFE

Real Madrid y Olympiacos, que protagonizaron el primer partido de la entonces recién nacida Euroliga el 16 de octubre de 2000, dieciséis años después vuelven a ser los actores principales de una nueva era de la máxima competición continental, en un guiño a los orígenes.

Nuevos tiempos para viejos conocidos. Madrileños y atenienses se han visto las caras en mil combates. Y en varias finales. En la de 2013, en Londres, en el regreso madridista a la élite tras diecinueve años de travesía por el desierto del anonimato, los griegos se impusieron por 100-88. En 2015, en Madrid, los españoles volvieron a lo más alto del podio europeo al vencer al Olympiacos por 78-59. Desde el año 2000 se han enfrentado en 23 ocasiones con balance de 12-11 para los blancos, que han ganado casi siempre en Madrid (11-1) y que han perdido casi siempre en El Pireo (1-10).

Ahora, en el nuevo formato de la Euroliga de todos contra todos, Real Madrid y Olympiacos vuelven a abrir la competición (21.00 horas) con un partido que se prevé, como siempre, tenso, competido, incierto e interesante. Son dos de los más grandes equipos europeos, junto a no menos de otros seis candidatos como CSKA Moscú, Barcelona, Panathinaikos, Baskonia, Fenerbahce y Galatasaray, al nuevo trono europeo de la canasta, tanto por historia e historial como por calidad y plantilla.

Spanoulis, la amenaza

El Madrid se ha reforzado en el juego interior con Anthony Randolph y Othello Hunter, uno de los puntos menos fuertes del equipo en los últimos años. Ha perdido magia con la marcha de Sergio Rodríguez a la NBA, pero mantiene el bloque campeón de las últimas temporadas.

Hablar de Olympiacos es hacerlo de Vassilis Spanoulis, el gran gurú del baloncesto griego. Junto a él están Green, Mantzaris, Lojeski y Hackett, jugadores muy versátiles, además de Papanikolau, Papapetrou, Printezis y Milutinov.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos