El Correo

EUROLIGA

Inquietud en Valencia y Unicaja al quedar fuera de la nueva Euroliga

Encuentro entre el Valencia Basket y el Unicaja.
Encuentro entre el Valencia Basket y el Unicaja. / Efe
  • Para el club valenciano, esta modificación supone «cambiar las reglas a mitad del partido» y constata que será mucho más complicado acceder al torneo de lo que es ahora

La Euroliga ha presentado esta semana su propuesta de modelos deportivo y económico para los próximos diez años y en ellos no está ni el Valencia Basket ni el Unicaja, conjuntos habituales en esta competición, sobre todo los malagueños, que han alcanzado el Top 16 en las últimas diez ediciones. Esta es la realidad sobre el papel que deberá ser ratificada por la Asamblea de la Euroliga, algo que parece bastante probable. Ambos conjuntos han recibido con inquietud la formalización del nuevo formato de 16 equipos, en el que 11 equipos con Licencia A (entre ellos Real Madrid, BArcelona y Baskonia por parte española) tienen plaza fija durante una década y que restan, a priori, opciones tanto a valencianos como a malagueños de disputar la máxima competición europea de baloncesto. Para el Valencia, esta modificación del formato supone «cambiar las reglas a mitad del partido». Desde Unicaja se respira prudencia, pero sus aficionados han desplegado en las redes sociales toda su indignación por la decisión de los dirigentes de la competición continental.

En este nuevo modelo de competición no hay descensos y el núcleo importante de equipos, los 11 con licencia A, se mantiene de manera permanente. Solo deja cinco huecos libres para que otros 5 equipos tengan la posibilidad de clasificarse. Pero, ¿qué equipos serán los clasificados? La Euroliga reservará tres puestos para tres campeones de ligas europeas, que aún no ha definido cuáles. Parece que el campeón alemán tendrá puesto asegurado y en el caso de la competición española hay muchas dudas, ya que con tres equipos en la competición de manera permanente (Real Madrid, Barcelona y Laboral Kutxa) quizás el cupo español se considere completo. Otro puesto será para el campeón de la Eurocup y un último puesto para los mejores de una ronda de clasificación, una especie de repesca, de la que se desconocen los detalles.

Estas vías de acceso a la máxima competición continental no ha gustado en Valencia ni en Málaga, donde las aficiones han recibido la noticia con indignación, según se constata a través de la redes sociales. El Unicaja espera acontecimientos antes de pronunciarse públicamente ya que está pendiente una reunión de entre la ACB y Euroliga, ya que la decisión de la segunda deprecia el valor de deportivo de la primera. Mientras el club malagueño medita bien su estrategia en los despachos, guarda ciertas esperanzas a que se escuche la propuesta de la FIBA.

El Valencia Basket, por su parte, ya ha puesto de manifiesto sus discrepancias y ha indicado que espera a conocer la «letra pequeña» del acuerdo acanzado el martes en Barcelona. El club valenciano ha aclarado que será clave en su análisis saber si una de las tres plazas que se han reservado para los campeones de ligas europeas es para la ACB o si el mejor clasificado del torneo español (a parte de Madrid, Barcelona y Baskonia) disputará una fase de acceso a la Euroliga.

«Cambiar las reglas a mitad del partido»

Con todavía por definirse qué tres ligas aportarán un competidor más a la Euroliga, tanto Unicaja como Valencia Basket, ya atisban como única opciones para acceder a la Euroliga la fase previa que disputarían ocho conjuntos, que tampoco se desveló cuáles serían, o ganar la Eurocup, que actualmente disputa el Valencia Basket.

Para el Valencia, esta modificación del formato supone «cambiar las reglas a mitad del partido» y esperan que la conciencia del daño que puede suponer para los clubes haga que esas dos cuestiones queden claras en poco tiempo. En cualquier caso, desde la entidad valenciana constatan que en el mejor de los casos planteados hasta ahora, que parece ser el de que hubiera una plaza 'española' para la fase previa, sería mucho más complicado acceder al torneo de lo que es ahora. El club 'che' remarca también que aunque el modelo de competición de la Eurocopa que se plantea sea más atractivo por el sistema de competición y el nivel de los equipos que la disputarían, la realidad es que sería aún más complicado ganarla y obtener una invitación para la siguiente edición de la Euroliga. Y destaca que el club, el «gran aliciente» de la segunda competición europea pasa a ser el «premio» de poder jugar al año siguiente el torneo mayor y no tanto la propia competición.

El club valenciano defendió en su momento que el acceso a la Euroliga se realizara por criterios deportivos y que fueran los mejores equipos de cada campaña en la ACB los que accedieran a la siguiente edición. Pero al consolidarse la actual situación, la entidad veía con buenos ojos el modelo que había planteado la Euroliga en los últimos meses de que las ligas nacionales dieran acceso a la Eurocopa y que entre esta segunda competición y la Euroliga se estableciera un sistema de ascensos y descensos. Desde el club, aseguran que no han tenido ninguna comunicación oficial con la Euroliga para explicar el acuerdo con IMG que ha impulsado esta remodelación y que tampoco la FIBA se ha puesto en contacto con la entidad para explicar el modelo que la semana pasada expuso a ocho clubes.