El Correo

baloncesto

El Sáenz Horeca toma una bocanada de aire en Logroño

El base Óscar Alvarado, que anotó tres puntos, volvió a dirigir al equipo.
El base Óscar Alvarado, que anotó tres puntos, volvió a dirigir al equipo. / Blanca Castillo
  • Los de Arturo Álvarez ponen fin a la racha de siete derrotas con un contundente triunfo ante el Calzados Robusta y aseguran la permanencia

Volver con un triunfo de la visita al Palacio de los Deportes de La Rioja era ya una necesidad para el Sáenz Horeca Araberri. Más de cara a subir la moral del conjunto, tras siete derrotas consecutivas a pesar de pelear cada encuentro, que por urgencias clasificatorias. Cumplieron los de Arturo Álvarez, dando la vuelta a un marcador desfavorable durante la primera mitad del encuentro y logrando una contundente victoria que, además, llegó con otro regalo, la permanencia matemática. Atrás queda el bache de las últimas jornadas y, por delante, siete partidos con la tranquilidad de tener la plaza de la próxima temporada asegurada por méritos propios.

De nuevo, la mejor versión de los dos principales anotadores, Zaid Hearst y Johnny Berhanemeskel, con 24 y 20 puntos, respectivamente, secundados por Cvetinovic (14 puntos) y el base Alvarado (5 rebotes, 3 asistencias y 11 de valoración). El liderazgo de Bonifat y Kupsas en el ataque rival no fue suficiente para frenar a un Araberri que, una vez se adelantó en el marcador, no estuvo dispuesto a levantar el pie del acelerador en ningún momento. El objetivo era regresar a Vitoria dejando atrás la pequeña crisis de las últimas semanas.

No lo tuvieron fácil los vitorianos, que nada más comenzar el duelo encajaron un parcial de 7-0. Una diferencia que aumentaría con el paso de los minutos y que en el ecuador del periodo ascendió hasta unos alarmantes 11 puntos, obligando al técnico del conjunto alavés a parar el juego (20-9). Los riojanos mantuvieron las rentas que en el último minuto del compás eran ya de 14 puntos (30-16). Un triple de García y dos tiros libres de Hearst redujeron a 11 puntos la distancia de cara al segundo cuarto (30-21).

Golpe en la mesa

Un 5-11 para estrenar los minutos previos al descanso colocaron a los vitorianos a tan solo 3 puntos de los locales (35-32, m.13), en el primer aviso de lo que vendría después, cuando la diferencia se redujo a un punto (37-36). Aun así, los anfitriones llegaron al descanso todavía por delante (45-36). En la reanudación, dos triples consecutivos de Hearst y García adelantaron por primera vez al Araberri (45-46, m.25), el punto de inflexión del duelo.

A partir de ahí, el Sáenz Horeca, a base de triples, llegó con cinco puntos de renta a los minutos decisivos. Un cuarto en el que mantuvieron la dinámica, aumentando progresivamente las distancias con el Calzados Robusta, que de controlar el encuentro con una cómoda ventaja vio como su rival dio un golpe en la mesa para llevarse el triunfo y buenas sensaciones a Vitoria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate