El Correo

baloncesto

El Sáenz Horeca pierde su imbatibilidad en Mendizorroza

El vitoriano Martín Buesa busca una canasta en el encuentro ante el Cáceres.
El vitoriano Martín Buesa busca una canasta en el encuentro ante el Cáceres. / Blanca Castillo
  • La superioridad en el juego interior del Cáceres, con un estelar Macius, ha evidenciado las carencias de los vitorianos

El Sáenz Horeca Araberri se ha resistido a caer este martes en su feudo, pero Cáceres ha detectado las debilidades de los vitorianos para meter el dedo en la herida. Sin Rowley el equipo lo intenta, se duplica en esfuerzos, pero jugar sin un pívot dominante sigue siendo un suicidio. Desde su ausencia, el equipo ha bajado enteros y ha cosechado dos derrotas, síntoma evidente de que la plantilla está descompensada.

El técnico Arturo Álvarez ha optado por Durchev como cuatro y Cvetinovic como falso cinco, con Rowley como espectador en el banquillo. Cáceres había preparado su partido consciente de su superioridad en la pintura y ha aprovechado esas ventajas. Rakocevic, con 10 puntos, ha hecho daño en penetración y tiro.

Los vitorianos, han movido con criterio sus ataques, desde una defensa que ha ido creciendo con robos en líneas de pase para rematar al contraataque. Sin acierto desde el triple y con Berhanemeskel aún sin el cuchillo afilado, la aportación coral, con dos buenas acciones de Alvarado, cerraban un cuarto igualado (21-23).

Los extremeños con defensas en zona intentaban colapsar el juego exterior local, pero las alternativas vinieron con Iván García y Buesa para sumar un parcial 8-0 y poner por delante a su equipo. En los mejores minutos de los de Álvarez, Cvetinovic ejerció a la perfección como falso cinco y ganó a sus pares por movilidad e inteligencia para sumar seis puntos en poste bajo bien asistido por el griego Papantoniou, menos afortunado en anotación. Hearst ofrecía su repertorio exterior para colocar la máxima renta de 10 puntos (41-31) ante un Cáceres atascado ante el paso adelante defensivo de los gasteiztarras. Las ocho pérdidas de los extremeños les obligaban a ir por debajo al descanso (43-36).

Los de Antonio Bohigas han salido en la segunda parte con las ideas más claras. Tan sencillo con atacar al poste bajo buscando la movilidad de Marcius y defender en zona para colapsar el tiro exterior. Les ha salido el guion al que se unió Parejo con acierto triple para reducir diferencias. El canadiense Berhanemeskel sumaba 13 puntos para salvar a su equipo y mantener una renta de ocho puntos al cierre del tercer capítulo (65-57).

Solo diez minutos por delante para acariciar la octava. Momento de la verdad donde Cáceres, con toda su artillería ha pegado una y otra vez, con Marcius destrozando el aro, y un dinámico Fuller que en velocidad y con penetraciones ha desgastado la defensa vitoriana. Un triple de Rakocevic ha puesto por delante a Cáceres (68-69), y ha abierto el camino de una victoria que por puro desgaste ha acabado con las pocas energías de los pupilos de Álvarez.

Bajas

El parcial 15-29 acabó con cualquier esperanza. Hearst con 22 puntos ha terminado con un fuerte golpe en la cadera que ha dado con sus huesos en el banquillo incapaz de caminar. Berhanemeskel también se ha ido con otros 22 pero sin la contundencia de otros encuentros. Cvetinovic ha sumado16 puntos ejerciendo de 'center' en un sobreesfuerzo que ha pagado en defensa. La efectividad de siempre pero insuficiente ante un rival que dominó sus puntos fuertes. Como dato, Marcius se ha ido con 23 puntos y 9 rebotes, los mismos que todos los pívots del conjunto araberrista.

Se complican las cosas para Arturo Álvarez que a la baja de Rowley , cuya rotura de fibras le mantendrá al margen otras 4 semanas como mínimo, se sumará el día 11 de diciembre la ausencia de Nikola Cvetinovic que debe viajar a Serbia para solucionar papeles relacionados con su visado y regresará en dos semanas aproximadamente. Dos jugadores fundamentales que no estarán para afrontar un tramo complicado de Liga.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate