El Correo

Baloncesto

El Sáenz Horeca asalta la cancha del Magia Huesca

El base Nontas Papantoniou, una de las principales bazas del Araberri.
El base Nontas Papantoniou, una de las principales bazas del Araberri. / Blanca Castillo
  • Los 30 puntos de Berhanemeskel en un recital de acierto con ocho triples, fueron decisivos en la primera victoria a domicilio de los vitorianos

Desde el sufrimiento y con la inspiración de un espectacular Berhanemeskel (30 puntos) el Sáenz Horeca Araberri sumó su primera victoria a domicilio, para aumentar ya a cuatro su casillero de victorias y confirmar que es un equipo sólido y batallador, con una de las líneas exteriores más temibles de la Liga. Sirva como dato que entre el canadiense y Hearst sumaron 46 puntos, más de la mitad de su equipo.

La igualdad en su primera parte marcó un choque donde el rebote favorable para los vitorianos abrió la primera ventaja en un mejor arranque con un parcial 2-8 y los mejores minutos de Rowley . El pivot de Trinidad Tobago fue el dominador de los aros, anulando a Fontet, muy apagado. Esa lucha en la pintura dio réditos a un Araberri que no abusó del tiro exterior, con su artillería bastante contenida en el primer acto.

Magia Huesca encontró en Motos y, sobre todo, en su nuevo fichaje, el americano Carlino (12 puntos) las vías ofensivas para llegar igualados al primer cuarto. (17-19). El equipo de Sergio Jiménez intensificó su defensa, y provocó errores en Araberri castigados por el contraataque local que lograba una renta de cuatro puntos (28-24). Sin embargo, los alaveses con Rowley descansando encontraron en Hearst y Berhanemeskel, desde situaciones individuales y buenas selecciones de tiro, el camino de la anotación para irse por delante al descanso (37-38).

El despertar de ambos jugadores sería el preludio de una segunda parte de auténtico recital anotador, con una exhibición del canadiense que se convertía en la pesadilla para los locales, con 30 puntos, y 8 triples. Destructor de cualquier defensa planteada por el técnico salmantino, sostuvo al Araberri que siempre fue por delante con ventajas que no pasaron de los seis puntos. Carlino y Motos, se cargaban con cuatro faltas y suponía un revés serio para los oscenses. En ese hacer la goma, el choque se iba al último período con un final incierto.

Cuatro puntos consecutivos de Motos ponían por delante a su equipo (73-71), pero la sombra de Berhanemeskel fue siempre muy alargada. Con 79-79, una penetración valiente de Papantonoiu colocaba el definitivo 79-81 aunque los locales pudieron empatar e incluso ganar el choque tras dos tiros libres fallados por Hearst y doce segundos de posesión. Un final vibrante que da la primera victoria a domicilio para el Sáenz Horeca Araberri, que vuelve a mostrar su capacidad de sufrimiento y de sobreponerse en partidos apretados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate