El Correo

baloncesto

Araberri vence con sufrimiento tras la prórroga

fotogalería

El araberrista Papantoniou conduce el balón en Mendizorroza. / Blanca Castillo

  • Un parcial 15-6 en los cinco minutos extra y la puntería de Hearst con 27 puntos, clave en un partido igualado ante el Club Baloncesto Melilla

El Sáenz Horeca Araberri traía la lección aprendida de los errores ante Gipuzkoa Basket y salió de inicio cerrando el rebote ofensivo para buscar segundas opciones.Tras el 0-2 inicial, una buena acción ofensiva con buen movimiento de balón facilitaba el triple de Hearts. Intentó jugar al poste bajo el equipo vitoriano con Rowley, pero el americano no estuvo bien en la primera parte, lento y con poca chispa, además de cargarse pronto con dos faltas personales. Melilla aprovechaba su superioridad de altura para jugar en la pintura y sumar más de la mitad de los puntos del primer cuarto. Eso y el tiro libre (7 de 8 intentos) eran las armas de los de Alejandro Alcoba, frente a los locales que echaron mano del griego Papantoniou para sostener el marcador. Los 9 puntos del base heleno, compensaban las dificultades que su equipo encontraba en defensa. Álvarez optaba por quinteto con hombres bajos buscando algo de velocidad en sus transiciones. Con la máxima igualdad, Araberri se marchaba uno arriba en el primer acto (21-20).

El segundo cuarto se abría con el debut en Leb Oro del vitoriano Martín Buesa. Fruto de los nervios y de las complicaciones para defender a sus pares, en apenas 1:30 se tenía que ir al banco con dos personales. Un segundo capítulo que no cambió demasiado. Melilla insistía en el juego interior, con Arteaga y Van Wijk como referentes. Su aportación provocaba una pequeña ventaja de 6 puntos para su equipo (23-29) que Araberri supo cortar con una canasta de Papantoniou y un triple de Durchev. Los puntos de Heart, más incisivo en la penetraación y otro triple de Berhanemeskel colocaban el empate a 35. Rowley sumaba su primer punto del partido de tiro libre. Sintomático viniendo del pívot titular. Con igualdad se llegaba al descanso 42-44 con un Melilla más cómodo que los de Arturo Álvarez en pista.

La vuelta de vestuarios sirvió al Araberri para imprimir más velocidad a su juego con Papantonoiu, Hearts y Lorenzo en la sala de máquinas. Salía enrachado Cvetinovic con 5 puntos consecutivos para poner a su equipo tres puntos arriba (51-48). Más activos en su defensa, los locales eran castigados con faltas, algunas demasiado estrictas. Cuatro jugadores se ponían con tres faltas (Rowley, Lorenzo, Papantoniou y Buesa) .. En el conjunto melillense Ott y Almazan con sendos triples aguantaban el tirón gasteiztarra (53-54). Araberri daba un paso más en su defensa, pero no conseguía despegarse en el marcador. Una buena acción de Alvarado con asistencia a Iván García ponía el cierre al tercer cuarto 61-59.

El guion no parecía variar. Ninguno de los dos equipos era capaz de romper el choque. Los vitorianos sumaban su máxima ventaja, (65-61),pero la respuesta de Melilla con dos triples consecutivos de Van Wijk y Rivero les colocaba por delante. Hearst respondía con otro triple. Un toma y daca constante de canastas. En Melilla, Rivero ejercía de veterano y recurso ofensivo, en Araberri, Berahnemeskel parecía sentirse más seguro desde la línea de 6,75. Trascurría el choque para decidirse todo en un suspiro. Últimos 40 segundos con más errores que aciertos. Hearts erraba el tiro, después Almazán tuvo un triple para llevarse el choque con 77-76. Alvarado fallaba un tiro libre para el 78-76. Con 12 segundos de posesión, Melilla lograba la igualada tras canasta de Arteaga. Con 9 décimas, Araberri intentaba lo imposible con un tiro de Cvetinovic que no lograba su objetivo. Con 78-78 se iba a la prórroga con más problemas de faltas para los locales que perdían a su mejor jugador, Papantoniou con cinco faltas.

Tiempo extra

Los cinco minutos extras se iniciaban con un triple de Alvarado. Araberri sumaba un parcial 6-0 que le colocaba con la máxima renta de siete puntos (87-80) tras dos errores de Melilla que solo anotaba desde el tiro libre y con Rivero como hombre más acertado. Un triple de Hearts a falta de 40 segundos era celebrado en el banquillo, consciente de que valía un partido muy trabajado (90-82). Melilla apuró los segundos intentando remontar lo imposible tras encajar un parcial 15-5 en la prórroga. El partido se cerraba con la victoria por 93-84 para los vitorianos, la segunda en su casillero tras vencer también en Mendizorroza en la primera jornada al Tau Castellón. Sufrimiento y constancia para un equipo que tuvo en Hearts a su hombre decisivo con 27 puntos, referente de una línea exterior que sumó 77 puntos de los 93 del equipo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate