El Correo

El Araski se hace intratable en Mendizorroza

La jamaicana Vanessa Gidden no ha desentonado en su debut con el Araski,
La jamaicana Vanessa Gidden no ha desentonado en su debut con el Araski, / Igor Aizpuru
  • El estreno de Gidden ayuda a un Lacturale que tuvo en Liñeira a su referente para repetir victoria en casa

El Lacturale Araski ha vuelto a ser fiel a su manual de supervivencia en esta potente Liga Femenina que no es otro que resistir en su feudo. Dos partidos y dos victorias, un arranque en el pabellón de Mendizorroza con el doble valor de haberlo hecho ante rivales, a priori, directos para luchar por la permanencia.

El partido ante Campus Promete de Logroño se presentaba con el aliciente de ver los primeros minutos de Vanessa Gidden con la camiseta vitoriana. En un aterrizaje esprés, tras un fichaje hecho en 48 horas al renunciar a esperar más por la senegalesa Diarra, la contrastada pívot jamaicana, campeona de Liga con Girona y Perfumerías Avenida y curiosamente sin equipo, no ha desentonado en los 15 minutos que ha disputado esta tarde-noche, con 12 puntos y 5 rebotes. Más allá de su anotación, su presencia en la cancha impone y cambia el estilo de un Araski acostumbrado a correr la pista.

Made Urieta ha optado por Marta Tudanca en la titularidad, aún renqueante de su esguince de tobillo. Un inicio marcado por las imprecisiones por ambas partes, con malos porcentajes en el tiro y pérdidas en el equipo riojano, superior en altura y físico. Ligeramente superior en el rebote el Campus Promete, más juego colectivo en el Araski con Agirre y Etxarri volcadas en ataque, el primer cuarto fue equilibrado (13-14).

Las locales han dado un paso más, con más ritmo que pesaba en las piernas de las riojanas. Comenzaba el recital de Cecilia Liñeira, que con dos triples consecutivos enseñaba el camino para hacer daño ante las dudas del rival, que tampoco ha sabido explotar su defensa en zona para atascar a las alavesas. Vanessa Gidden ha hecho daño a sus pares y ha exhibido su fortaleza reboteadora, además de su puntería en el tiro de cinco metros. Los mejores minutos de las locales, plenos de fuerza física, han llegado con la explosividad de Roundtree, máxima anotadora del partido con 18 puntos –11 en el cuarto–, que ha hecho estragos en el juego interior.

Ni Parks, Knigth, Diallo o Herrera, poderosas en estatura y kilos, han sido capaces de sostener el despiste general de su equipo, concediendo al Araski una jugosa ventaja de 15 puntos al descanso (39-24). Las faltas de concentración de las de Bou, con 17 pérdidas, han sido clave ya que nunca han encontrado el ritmo al partido. Se esperaba un tercer cuarto diferente, con una reacción de un equipo herido y necesitado tras las dos derrotas iniciales. Solo los triples de Molina, María España y Romeo han dado aire y han recortado diferencias tras un parcial 2-8 que ha metido en partido al Campus Promete (50-40), sin signos de ser una reacción con fe.

Quizás eso les ha faltado a las riojanas, que desde su irregularidad han ido perdiendo opciones con el tiempo ya a favor del Lacturale Araski. Otro zarpazo de hambre local, con dos triples de Agirre y Roundtree, ha vuelto a dar tranquilidad en el inicio del último período (62-46), pero el orgullo visitante ha vuelto a acercarlas a nueve en el marcador (62-53).

Cuando el Araski parece cansado o falto de ideas, siempre surge Cecilia Liñeira, termómetro y experiencia de este equipo que sabe darle la pausa o buscar acciones fáciles para aportar puntos de tranquilidad. Liñeira, desde el tiro triple; Liñeira, en el poste bajo; Liñeira, en el uno contra uno. La argentina se ha ofrecido a sus compañeras para dirigir los minutos de la verdad ante el cansancio y poca fortuna en la dirección de la venezolana Silva.

Al ritmo argentino se ha cerrado un choque con un triple de Irati Etxarri que, pese a errores de juventud, apunta maneras y talento. El templo vitoriano transforma a estas jugadoras que, conscientes de su inferioridad física, se crecen en un Mendizorroza aún con demasiadas butacas vacías. Si alguien hubiese apostado por un arranque así, nadie habría pensado en sumar dos victorias en las tres primeras jornadas. La buena cosecha en casa servirá al Araski para afrontar lo que venga después. Sin apenas saborear este triunfo, las de Made Urieta se enfrentarán el miércoles al invicto Spar Citylift, aspirante al título de Liga Femenina con permiso del Perfumerías Avenida.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate