El Correo

Baloncesto

El Araberri visita al Gipuzkoa Basket en el primer derbi vasco de LEB Oro

Doblas, que ya se ha marchado a tierras griegas, ayudó al equipo en el primer partido.
Doblas, que ya se ha marchado a tierras griegas, ayudó al equipo en el primer partido. / J. Andrade
  • Los vitorianos acuden al Gasca con la sensiblebaja del base griego Papantoniou, que se rompió el tabique nasalen un entrenamiento

El Sáenz Horeca Araberri asume el primer contratiempo de la temporada con resignación y ante uno de los equipos más fuertes de la LEB Oro como es el Gipuzkoa Basket. El base griego Papantonoiu se rompió el tabique nasal el pasado martes en un entrenamiento y causará baja en el Gasca, escenario esta tarde, a partir de las 19.00 horas, del primer derbi vasco de la temporada.

«Óscar Alvarado tiene que dar un paso adelante en el rol de base titular, ayudado ofensivamente por Behanemeskel y Dani Lorenzo en tareas defensivas. Dentro, la baja de Doblas que nos echó una mano ante el Tau Castellón, pero ya está en Grecia, será suplida por Iván García y Cvetinovic, además de la ayuda de Martín Buesa», explica el ténico Arturo Álvarez.

Parece que los vitorianos, sin minutos en la primera jornada, podrán tomar protagonismo según lo considere el técnico asturiano que no duda en señalar al Gipuzkoa Basket como uno de los equipos más potentes de LEB Oro. «Tenemos que parar el potencial anotador de ellos con Ricardo Uriz, Pino, Karlson y la capacidad en el juego interior de Slezas. Son los jugadores a tener en cuenta», analiza Álvarez sobre el equipo entrenado por Porfi Fisac que debutó en la categoría de plata del baloncesto masculino venciendo al Palma Air Europa (67-75).

Los cambios estructurales del club donostiarra, que renunció a la invitación de la ACB de continuar en la máxima categoría, han supuesto un cambio de escenario, dejando atrás el multiusos de Illumbre para regresar al mítico José Antonio Gasca. En esa pista, el Araberri debe seguir dando pasos en su baloncesto, con buenos detalles ya vistos en Mendizorroza en la victoria ante un Tau Castellón que cuenta con una línea exterior letal con jugadores muy peligrosos como Berhameskel o Hearst, pero que pecó de falta de rodaje con un mal arranque, en el que encajó un parcial 0-11.

Correr y contraataques

«Nos falta hacer más cosas juntos, ser más versátiles, jugar de memoria, correr a campo abierto y hacer contraataques. En el cinco contra cinco a media cancha lo hacemos bien, explotamos nuestras virtudes pero nos falta la alegría de poder correr, estar bien físicamente para pelear cada rebote, para tener un ataque más dinámico», desgrana el preparador del Araberri.

El precedente de la Euskal Kopa, en la que vitorianos y guipuzcoanos se vieron las caras en la final, con el triunfo tras una prórroga de la escuadra vitoriana, sirve de manera relativa. Esa Copa ha dado confianza en la progresión de los alaveses, pero lo de hoy será otra historia, la de verdad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate