El Correo

Meryl Streep, combativa y «sobrevalorada»

Meryl Streep. en su discurso de la Convención Democrática.
Meryl Streep. en su discurso de la Convención Democrática. / Jim Young (Reuters)
  • La mejor actriz del momento para muchos, la “más sobrevalorada del mundo” para Trump y, últimamente, la más reivindicativa opta al Oscar a la mejor actriz por su papel en ‘Florence Foster Jenkins’

2017 se presenta interesante para Meryl Streep. El año en el que cumple 40 primaveras desde su debut en la gran pantalla, la actriz se ha consagrado como la nueva representante de la oposición política de Hollywood. Este nuevo papel fue confirmado cuando Donald Trump le dedicó un tuit declarándola “la actriz más sobrevalorada del mundo”. El presidente respondía así al discurso de la actriz en los Globos de Oro, donde ella lo criticó duramente, sin mencionarlo, al recibir el premio honorífico.

Diga lo que diga Trump, un gran sector de la crítica la corona como la mejor actriz en activo. Si los premios significan algo, los datos lo confirman: es la intérprete con más nominaciones a los Oscar (con veinte), y ha ganado tres, empatada con Ingrid Bergman y superada solo por Katharine Hepburn. Ahora opta al galardón a mejor actriz por ‘Florence Foster Jenkins’. Pero, más importante que los premios, Bette Davis le escribió una carta donde la nombraba “su sucesora” como mejor actriz estadounidense.

Con una trayectoria de lo más variada, cuenta con más de medio centenar de películas en su filmografía: desde clásicos como ‘Memorias de África’, hasta comedias románticas modernas como 'El diablo viste de Prada’, pasando por ‘La decisión de Sophie’ o ‘Los puentes de Madison’. Encarnó a Margaret Thatcher en ‘La dama de hierro’, fue musa de Woody Allen en 'Manhattan' y cantó canciones de ABBA en ‘Mamma Mia’.

Streep es también la prueba de que se puede sobrevivir en Hollywood siendo mujer y no precisamente veinteañera. A sus 67 años, sigue siendo un valor seguro para los directores, y no le faltan papeles interesantes. Pero la de New Jersey no se acomoda.

"Agallas y gracia"

Bastante discreta y celosa de su intimidad, siempre ha estado en la escena pública pero normalmente por su trabajo. Sin embargo, la gran dama de Hollywood ha decidido que la situación lo requiere, y ha empezado a utilizar su estatus para el activismo: se ha convertido en una poderosa voz a favor, entre otras cosas, de la igualdad de salarios entre hombres y mujeres. En las últimas elecciones estadounidenses hizo campaña a favor de Hillary Clinton; llegó a leer un discurso en la Convención Demócrata en el que hizo una defensa de las mujeres, y en concreto, de las primeras mujeres: “¿Qué se necesita para ser la primera mujer en cualquier cosa?”, preguntó. “Se necesitan agallas. Y se necesita gracia”. Y, según la actriz, Clinton tenía las dos cosas… aunque nunca llegó a ser la primera mujer presidente.

Streep es solo una de las actrices que han utilizado su fama para luchar por la igualdad. Patricia Arquette reivindicó la paridad de sueldos en su discurso de los Oscar en 2015, Jennifer Lawrence también denunció la diferencia de caché con sus coprotagonistas masculinos, y Kristen Stewart ha sido siempre muy crítica con la manera en que Hollywood trata a las mujeres.

A pesar de que su discurso ha sido criticado por "elitista" y por no entender los problemas de los americanos corrientes que votaron a Trump, muchas voces, especialmente en Hollywood, se alzaron para defender a Streep de los ataques de Trump. Robert de Niro, Barbra Streisand y Sharon Stone la apoyaron, por ejemplo; pero también gente de otros sectores, como la presentadora Ellen DeGeneres o la escritora J. K. Rowling. La propia Meryl no se arredró, y en una gala a favor de los Derechos Humanos volvió a la carga, esta vez incidiendo en los derechos LGTB: “Si sobrevivimos a este momento tan precario, si el catastrófico instinto de contraataque [de Trump] no nos lleva al invierno nuclear, tendremos mucho que agradecerle a este presidente, porque nos habrá hecho darnos cuenta de cuán frágil es la libertad”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate