Un vuelo de Ryanair da vueltas 20 minutos en el aire a la espera de la apertura de Foronda

Un avión de Ryanair toma posición en Foronda. /Rafa Gutiérrez
Un avión de Ryanair toma posición en Foronda. / Rafa Gutiérrez

El aparato procedente de Tenerife Sur protagoniza la segunda incidencia de este tipo en tres días tras aguardar 50 minutos el charter del Baskonia

SALVADOR ARROYO

Salir con antelación desde el aeropuerto de origen o que el viento de cola reduzca la duración del viaje no garantiza un aterrizaje en destino antes de tiempo. Es así en los aeropuertos con mayor actividad, porque todo queda fiado a que control autorice la entrada entre los flujos programados, y también en Foronda, pero por su peculiar horario operativo. En menos de tres días dos aparatos se han visto obligados a entrar en lo que en el argot aeronáutico se conoce como ‘circuito de espera’. Es decir, han tenido que volar en círculo durante varios minutos sobre un área determinada antes de iniciar su aproximación a tierra. ¿El motivo? La instalación estaba cerrada. A plena luz del día.

Si el pasado sábado el avión que traía de vuelta al Baskonia desde Praga se vio obligado a permanecer cerca de 50 minutos en el aire, ayer fue el Boeing 737-800 de Ryanair procedente de Tenerife Sur el que debió activar el mismo protocolo porque se aproximaba a la Llanada en torno a quince minutos antes de la hora en la que está programado su aterrizaje. Si hubiera podido realizar una aproximación directa, la aeronave hubiera rodado por la pista a las 12.20 horas, pero como hasta las 12.30 no se abre la ventana operativa en este aeropuerto -es así los lunes, martes, miércoles y viernes-, tuvo que dar al menos dos vueltas a la altura de Miranda antes de recibir la pertinente autorización de entrada a Foronda. Mientras tripulación y más de 170 pasajeros permanecían en el aire, en tierra se realizaba la revisión de pista y demás comprobaciones de seguridad que preceden a la apertura de cada ventana. Se realizan de media hasta tres veces al día al no existir horario continuado.

Es la primera vez que un vuelo regular -se le presupone un mejor conocimiento de las restricciones horarias del aeropuerto- protagoniza una incidencia de este tipo desde que se implantó el H-16. Sí que es cierto que la ruta a Tenerife Sur, inaugurada en marzo, apenas lleva tres semanas funcionando en horario matinal; los martes y sábado. Hasta la fecha, la entrada en ‘circuito de espera’ había sido activada en al menos tres vuelos chárter.

Casi una hora

El último, el Embraer que trasladó a la expedición azulgrana el pasado viernes por la noche y aterrizó en Vitoria a las 7.30 horas del sábado. Pudo haberlo hecho a las 6.40 pero, como la infraestructura no funcionaba, se vio obligado a peregrinar durante casi 50 minutos en un área situada entre Pamplona y las también localidades navarras de Olite y Estella.

El pasado abril, el final de vacaciones de trescientos pasajeros de los charter de Semana Santa que regresaban de Marrakech y Dubrovnik, también se encontraron en la misma situación. Sus aviones habían ganado tiempo, pero con el aeropuerto cerrado hasta las 20.30 horas, volaron en círculos por Burgos y Navarra, también durante veinte minutos

Fotos

Vídeos