Otro vuelo de Ryanair llega antes de hora con el aeropuerto de Foronda cerrado

Un avión de Ryanair, en la pista de Foronda. /Rafa Gutiérrez
Un avión de Ryanair, en la pista de Foronda. / Rafa Gutiérrez

El avión procedente de Tenerife se vio obligado a sobrevolar en círculos alrededor de cuarenta minutos antes de poder tomar tierra en el aeródromo vitoriano

SALVADOR ARROYO

Un nuevo avión con pasajeros, el cuarto en menos de un mes, se vio obligado a entrar ayer en circuito de espera por encontrarse cerrado el aeropuerto de Foronda. El Boeing 737-800 de Ryanair procedente de Tenerife sobrevoló en círculos el entorno de Miranda y la localidad riojana de Haro en al menos dos ocasiones antes de iniciar su aproximación a la pista vitoriana. El aparato tenía hora programada de entrada a las 12.35, exactamente cinco minutos después de que el aeródromo abra su ventana operativa diurna -que cierra a las 16.30 los días laborables, aunque con opción de ser ampliada dos horas más para atender posibles retrasos-.

Pero llegaba demasiado pronto, en torno a veinte minutos antes de lo esperado y, por tanto, sin personal de asistencia en pista. Ese tiempo que el piloto había ganado en el viaje, acabó perdiéndose en una primera maniobra de espera que, en otros aeropuertos en los que no existen restricciones horarias, solo se activa cuando el flujo de vuelos es muy alto o se suceden incidencias puntuales en destino que obligan a demorar un aterrizaje.

Finalmente el avión tomó tierra a eso de las 12.48, más tarde incluso de lo previsto. Desde Aena aseguraron desconocer las circunstancias por las que aún se dilató más el rodaje por la pista del Boeing «porque desde las 12.30 el aeropuerto ya estaba abierto». Y es que tripulación y pasajeros del avión aún realizaron una última vuelta al norte de la capital alavesa antes de encarar la pista.

Es la segunda incidencia de estas características que protagoniza un avión regular de Ryanair en menos de un mes. El pasado 23 de enero, el vuelo procedente también de Tenerife Sur llegó a las inmediaciones de Foronda a las 12.10 horas y también tuvo que perder tiempo en el aire hasta recibir el permiso de aterrizaje desde la torre de control de Foronda.

En aquella ocasión también realizó dos vueltas, pero llegó a la terminal en hora. También por encontrarse cerrado el aeropuerto dos vuelos chárter de equipos deportivos (Sevilla y Valencia) tuvieron que realizar esperas en el aire de en torno a media hora antes de poder pisar suelo alavés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos