Vitoria vuelve a primar la oferta más barata para contratar los servicios de las piscinas

Algunos aprovecharon ayer la terraza de la piscina cubierta para tomar el sol/Jesús Andrade
Algunos aprovecharon ayer la terraza de la piscina cubierta para tomar el sol / Jesús Andrade

A pesar de las protestas por los salarios, el Ayuntamiento ignora la valoración técnica y elige a una firma que hace el trabajo a menor coste

ANDER CARAZO

En paralelo a las protestas de los socorristas sobre sus condiciones laborales, el Gabinete Urtaran ha iniciado los trámites para la adjudicación de la vigilancia de las trece piscinas que gestiona el Ayuntamiento de Vitoria -ocho situadas en centros cívicos, tres en polideportivos y dos descubiertas- desde el 1 de octubre de 2017 hasta el 30 de septiembre de 2019, es decir, los dos próximos cursos. Un servicio que, según ha podido saber EL CORREO, será prestado por la empresa guipuzcoana BPXport ya que, en el proceso de adjudicación, el tribunal municipal ha vuelto a primar la oferta más barata sobre los criterios estrictamente técnicos. Una decisión que se ciñe a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, aunque ahora habrá que ver cómo se adapta a las nuevas condiciones laborales pactadas entre el Consistorio, la patronal y los sindicatos para los próximos ejercicios en una mesa en la que no estaba la nueva adjudicataria.

La firma, con sede en Orio, prestará los servicios de socorrismo, monitores y vigilancia por 2,9 millones (IVA incluido), lo que supone una importante bajada del 8,2% respecto al precio originalmente calculado por los técnicos del Departamento de Deporte, que dirige la concejala socialista Estíbaliz Canto. En el apartado económico, su oferta superaba con creces a las presentadas por la sociedad Arasti Barca y sobre todo a la alianza empresarial (UTE) compuesta por Disport y Aiteko que, de momento, controlan el grueso de las instalaciones deportivas de la capital alavesa. Estas dos eran más caras y en consecuencia tuvieron una peor puntuación en este apartado.

Salvo en el económico, la propuesta de la UTE que actualmente presta los servicios en las piscinas era mejor en todos los demás aaprtados técnicos: organización del servicio, la gestión de sustituciones, los sistemas de evaluación y control, y la formación básica inicial para el personal. Sin embargo, los técnicos encargados de la adjudicación le otorgaron una puntuación tan baja en el apartado económico que quedaron muy por detrás en la calificación global del concurso público.

Primero en aplicar

La empresa, que controla piscinas en Salvatierra y Oion en Álava, tendrá que vigilar en Vitoria a los bañistas de 28 piletas y los botiquines de los recintos Mendizorroza y Gamarra. El contrato, puntualizan fuentes municipales, se ha adjudicado por 400.000 euros más que el hasta ahora vigente, aunque también es cierto que se han incorporado las instalaciones como las del centro cívico de Zabalgana.

Cuando inicie su contrato en octubre, BPXport tendrá que aplicar las condiciones laborales acordadas ayer entre el Ayuntamiento, las empresas y los sindicatos. Los representantes de los trabajadores confían en que se apliquen estas cláusulas, mientras que fuentes de la patronal sostienen que este contrato «nace ahogado» porque se ha presentado con una rebaja que basaba sus cálculos en las condiciones laborales ahora canceladas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos