«Vitoria está más sucia que nunca»

Contenedores de la calle Antonio Machado, en Sansomendi./Blanca Castillo
Contenedores de la calle Antonio Machado, en Sansomendi. / Blanca Castillo

Las asociaciones vecinales critican la falta de limpieza que deja Vitoria y desconocen si esta situación mejorará con la nueva contrata

Ander Carazo
ANDER CARAZO

La decisión de la multinacional Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y la vizcaína GMSM de abandonar las labores de barrido de las calles y recogida de basuras de la ciudad deja fríos a los vecinos de Vitoria. A ellos, lo que verdaderamente les importa es que la ciudad esté limpia y casi todos ellos coinciden en que, durante los tres últimos años, la situación ha empeorado. No les convencen las declaraciones de los gobernantes del PNV que aseguran que se cumplen el 98% de los trabajos contratados con la alianza empresarial liderada por la firma propiedad del magnate mexicano Carlos Slim.

«La ciudad está más sucia que nunca, sólo hace falta que esos concejales se den una vuelta por los barrios e incluso por algunas zonas del centro», critica Ángel Lamelas, presidente del colectivo Ipar Arriaga y de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Álava (FAVA). «La empresa no estaba cumpliendo con sus obligaciones», subraya Guillermo Perea, dirigente de Zazpigarren Alaba de Aranbizkarra.

«Cuando le planteas al Ayuntamiento que existen graves problemas de limpieza, te dan largas y delegan toda la responsabilidad en FCC. Por esa razón, ahora mismo tenemos una oportunidad histórica para recuperar este servicio y que el Consistorio lo preste de manera directa, ya que lo hará de manera más efectiva que una empresa que sólo busca beneficios», añade el exedil de Herri Batasuna, quien recuerda que esta situación vuelve a ser consecuencia de la presentación de bajas temerarias.

Lamelas considera que el nuevo contrato tendría que cubrir los servicios que ahora quedan descuidados. «No puede ser que los vecinos tengamos que pagar el pato en este conflicto de la limpieza», comenta el representante del barrio de Lakua-Arriaga.

«Situación utópica»

Hasta ahora, la asociación Zabalgana Batuz también se ha mostrado muy crítica sobre la situación de limpieza en su barrio. Este colectivo –que en estos momentos está cambiando su junta directiva– ha detectado diferentes focos de suciedad sobre todo en parcelas que siguen vacías y donde si se toma como base al contrato vigente no está claro quién gestiona estos trabajos.

Un punto de vista menos pesimista mantiene José Luis Azkarate, de la nueva asociación Ensanche XIX. En el centro de Vitoria, el principal foco de intervención de este colectivo, no localiza graves problemas de limpieza y sólo pide que la gente sea más cívica. «No podemos tirar un papel al suelo pensando que vendrá un operario de la limpieza por detrás para recogerlo. Puedes pensar que peco de ingenuidad o sueño con una situación social utópica, pero no creo que una nueva contrata vaya a cambiar esto de la noche a la mañana. Los resultados serán parecidos a los actuales», señala Azkarate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos