Vitoria retira los títulos honoríficos a dos militares por su relación con el franquismo

Orgaz, como capitán general de Cataluña./Arxiu Nacional de Catalunya
Orgaz, como capitán general de Cataluña. / Arxiu Nacional de Catalunya

La mayoría del pleno apoyará este viernes la retirada del título de hijo predilecto a Luis Orgaz y la medalla de plata de la ciudad a Faustino Ortiz de Zárate

Ander Carazo
ANDER CARAZO

Vitoria quiere borrar de su lista de honores a Luis Orgaz y Faustino Ortiz de Zárate. Su relación directa con el franquismo es el motivo que esgrime la Corporación para retirar las distinciones de hijo predilecto y la medalla de plata de la ciudad, respectivamente. Con mayores o menores reticencias, todos los partidos políticos apoyan las revocaciones incluidas en el plan municipal de memoria histórica desarrollado en la presente legislatura. Una decisión que deja tibios a los grupos de izquierdas que consideraban necesario hacer una revisión del callejero municipal y cambiar los nombres de aquellas dedicadas a personas que tuvieron algún tipo de unión con el Régimen.

Orgaz fue nombrado hijo predilecto de Vitoria en 1925, once años antes del golpe militar. Por su participación en la campaña marroquí y sus méritos de guerra escaló poco a poco en el escalafón de la infantería. En octubre de 1924 recibió la Medalla Militar y, por ese motivo, el Ayuntamiento de Vitoria le declaró hijo predilecto un año después. Fue el primero de la historia en recibir este título que después lograron Jesús Guridi, Micaela Portilla o Venancio del Val.

En tiempos de la Segunda República se le condenó por participar en el intento de golpe liderado por Sanjurjo y, por eso, ingresó en la Cárcel Modelo, pero en abril de 1936 –tres meses de la Guerra Civil– se le envió a las Islas Canarias con el objetivo de alejarlo. Tras la salida de Franco hacia Marruecos, Orgaz proclama el estado de guerra en el archipiélago y queda como la máxima autoridad durante unos días. Sufrió varios desencuentros con el dictador durante la guerra por su apego a la monarquía borbónica, pero –según sus biógrafos– su papel fue clave en la victoria fiscal de las tropas sublevados. Cuando terminó la contienda fue nombrado como Capitán Genral de Cataluña y llegó a ser jefe del Alto Estado Mayor antes de fallecer en 1946.

Más información

Por su parte, la medalla de plata a Faustino Ortiz de Zárate, la única registrada en el Consistorio, se entregó a petición de la llamada entonces Delegación Provincial de Excombatientes. La historiadora Virginia López de Maturana, una de las mayores expertas de ese período en Álava, considera que su concesión fue «claramente exaltadora de la dictadura».

Este antiguo combatiente de la Guerra Civil se alistó como voluntario en 1941 a la División Azul. Tras haber sido hecho prisionero por las tropas soviéticas estuvo internado en diversos campos de concentración –gulags– y no pudo regresar a España hasta 1954, una vez muerto Stalin. Pese a las reticencias iniciales que existían en la Casa Consistorial por conceder este título a una persona que no había realizado trabajos en favor y provecho de Vitoria, se le otorgó por la intervención y presión del gobernador civil Martín Ballesteros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos