Vitoria recibe la magia del circo en formato acuático

Imagen de uno de los números que exhibirá el ‘Circo sobre agua’ desde mañana en Vitoria. /Circo Alegría
Imagen de uno de los números que exhibirá el ‘Circo sobre agua’ desde mañana en Vitoria. / Circo Alegría

El Circo Alegría cambia la arena por el agua en una renovada apuesta «sorprendente y arriesgada» con la que aterriza este viernes en Mendizabala

SARA LÓPEZ DE PARIZA

Piratas, sirenas, tiburones, peces de colores y todo un mundo de fantasía son los protagonistas del nuevo espectáculo del Circo Alegría que llegará a Vitoria mañana viernes para quedarse hasta el domingo 18. El show ‘Circo sobre agua’ convertirá la carpa climatizada que se instalará en el recinto de Mendizabala en una enorme piscina llena de más de 24.000 litros de agua. La pileta se convierte así en el escenario principal en el que casi medio centenar de artistas realizarán unos números dirigidos tanto a un público infantil como adulto.

El espectáculo, estrenado en Canarias en octubre de 2016, ha sido concebido como la producción «más sorprendente y arriesgada» que la compañía Circo Alegría ha producido desde sus orígenes en el año 2009. Su directora artística, Dicky Faggioni, subraya que «nunca hemos realizado un trabajo tan costoso tanto a nivel de esfuerzo humano como económico. Hemos trabajado durante 14 meses mientras representábamos nuestro anterior espectáculo. El desgaste ha sido terrible pero el resultado es sorprendente».

‘Circo sobre agua’ supone una mezcla de artes escénicas en la que los artistas de diferentes nacionalidades ejecutan números que van desde el aro aéreo al contorsionismo pasando por ‘roller skater’, antipodismo, trapecio volante, alambre, red aérea o magia. Este elenco incluye la presencia de Acrodreams, el dueto de acróbatas formado por Tomasz Kaskow y Fátima Martínez, ganador del concurso televisivo de talentos insuperables. Además, las risas estarán aseguradas con la intervención del trío de payasos ‘Alegría’ y la música jugará un papel fundamental. Las bases musicales creadas y grabadas en un estudio de Miami se combinan con voz en directo y tampoco faltan los efectos especiales de iluminación.

El agua es la base de todo este show y desde la compañía pretender lanzar al público un mensaje de concienciación ambiental. Por eso, toda el agua utilizada para su desarrollo corre en circuito cerrado y cuenta con tratamientos que permiten que no sea necesaria su sustitución, los 24.000 litros son transportados de ciudad en ciudad. Por su parte, la escenografía comparte con el vestuario un aura de fantasía y colorido y ha sido construida por artistas falleros valencianos. Un dato más: durante la actuación, el público será testigo de casi 200 cambios de vestuario.

«Un sueño de dos horas»

«Desde que concebí este show quería que fuera como un sueño de dos horas de duración en el que hubiera plataformas que aparecen y desaparecen, saltos, artistas que se sumergen en acuarios, vestuarios brillantes, acrobacias aéreas y preciosas coreografías. Y cada mágico momento acompañado por fuentes danzantes. Lo mejor es que lo hemos conseguido», reflexiona la directora artística. Las entradas para asistir a las sesiones de mañana y de tarde pueden adquirirse en la web de la compañía, así como en las taquillas que se instalarán en Mendizabala.

La función que combina circo, baile y humor narra la historia de un naufragio a finales del siglo XVIII en aguas internacionales. La tripulación de un barco pirata se ve envuelta en una enorme tempestad y a pesar de su incansable lucha por salvar el navío no consiguen hacerlo, algo que les llevará a quedar desamparados en mitad del mar. Nadando llegan a una isla poblada de artistas del circo y «allí alucinarán con los increíbles trucos y la destreza de sus habitantes». Esta historia de piratas y artistas pretende inculcar además a los más pequeños valores como la amistad y el trabajo en equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos